El Vaticano y China firman un acuerdo histórico para la designación de obispos

Papa Francisco. / Kontrainfo.
Papa Francisco. / Kontrainfo.

Luego de años de idas y vueltas, ha llegado el tan esperado acercamiento entre la Santa Sede y la potencia asiática. El anuncio se ha conocido en el marco del primer discurso del Papa en su llegada a Lituania, en plena travesía por los países bálticos.

El Vaticano y China firman un acuerdo histórico para la designación de obispos

Luego de años de idas y vueltas, se especuló con que el Vaticano y China podrían cerrar un acuerdo a finales de mes, o a principios de octubre, para definir el camino a seguir en la que respecta a la designación de obispos; y así ha sido. Las negociaciones comenzaron en 2014 y se profundizaron en 2016, pero, finalmente, 4 años más tarde, ha llegado el tan esperado acercamiento entre la Santa Sede y la potencia asiática.

Este sábado, el Vaticano ha emitido un comunicado en el que se anuncia que el subsecretario para las Relaciones con los Estados, Antoine Camilleri, y el viceministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Chao han firmado un "acuerdo provisional" para el nombramiento de los obispos, con el fin de "favorecer un proceso de diálogo institucional, frecuente y avanzado". El anuncio ha llegado mientras el Papa terminaba su primer discurso tras haber arribado a Lituania, en plena travesía por los países bálticos.

Cabe destacar que el histórico acercamiento firmado habla única y exclusivamente de religión, mas no del "renacer" de las relaciones diplomáticas entre el Vaticano y el Gobierno de Xi Jinping, que han estado rotas desde 1951, un par de años luego de la llegada al poder de los comunistas, cuando Mao Zedong expulsó al nuncio apostólico de la Santa Sede y a sus misioneros católicos.

"Esto no es el final de un proceso. Es el comienzo. Esto ha sido sobre diálogo, una escucha paciente entre las dos partes, incluso cuando se viene de dos puntos de partida muy diferentes", ha explicado el portavoz del Vaticano, Greg Burke. Y esto último, esa diferencia de actuar y pensar era uno de los factores que venía frenando el acuerdo. Por un lado, China pretendía que la Santa Sede rompiera relaciones con Taiwan, a pesar de que lo considere parte de su territorio nacional. Por su parte, el Vaticano era (y es) el único aliado diplomático de este país dentro de Europa.

Así pues, el primer paso de este acuerdo provisional es de carácter netamente religioso y consiste en que el Vaticano reconozca a los siete obispos designados por el Gobierno chino durante las últimas décadas, poniéndole, así, punto final a las dos iglesias paralelas que convivían hasta hoy: la oficial (China) y la clandestina (Vaticano). Hasta la fecha, Pekin no reconocía la autoridad del Papa como jefe de la Iglesia católica, e incluso, consideraba una injerencia que los nombramientos se efectuaran en Roma.

Evidentemente, el Vaticano tenía mucho interés en romper las distancias con un país donde encontraría un caladero de fieles. De hecho, se calcula que en China hay 12 millones de católicos oficiales y unos 40 millones de cristianos. Así, la Santa Sede seguirá expandiendo sus iglesias dentro de la nación asiática, dado al rápido crecimiento en el que se encuentra la comunidad cristiana en el país: "El objetivo del acuerdo no es político", remarca Burke, "sino pastoral, para permitir a los fieles tener obispos que están en comunión con las autoridades chinas", ha explicado. @mundiario

El Vaticano y China firman un acuerdo histórico para la designación de obispos
Comentarios