Buscar

MUNDIARIO

Una variante redujo la eficacia de las vacunas de Pfizer y Moderna

Se trata de la cepa aparecida en Sudáfrica. Según una reveladora investigación, provocó una reducción significativa de la inmunidad generada por las dosis de las farmacéuticas. 
Una variante redujo la eficacia de las vacunas de Pfizer y Moderna
Representación del coronavirus. / Twitter.
Representación del coronavirus. / Twitter.

Una preocupante revelación se ha dado sobre la Covid-19. Según una investigación de la revista New England Journal of Medicine, la variante sudafricana del virus -una de las tres que se han propagado por el planeta desde fines de diciembre pasado- tendría un potencial muy peligroso frente a las vacunas de las farmacéuticas Pfizer y Moderna. 

Por el lado de Pfizer, los estudios que realizaron mostraron que esta cepa redujo en dos tercios la inmunidad de sus dosis. En tanto, Moderna también anunció un descenso de seis veces en los niveles de anticuerpos frente a la variante sudafricana.

Un virus modificado 

Para los recientes hallazgos, se supo que los científicos de las empresas y de la rama médica de la Universidad de Texas (UTMB) desarrollaron un virus modificado que contenía las mismas mutaciones que la parte de la espiga o espícula de la variante del coronavirus altamente contagiosa descubierta por primera vez en Sudáfrica.

Estos datos, sin duda, ha causado preocupación en la comunidad científica. 

En base a este panorama, las dos empresas  informaron que están realizando inversiones y hablando con los organismos reguladores sobre el desarrollo de una versión actualizada de su vacuna de ARNm o de una inyección de refuerzo, si fuera necesario. 

Versión actualizada de las vacunas

Además, las vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech son especialmente adecuadas para actualizaciones rápidas. Ambos usan material genético llamado ARN mensajero que actúa como un software, instruyendo a las células del cuerpo sobre cómo construir la proteína de pico que se encuentra en el exterior del coronavirus. Para actualizar las vacunas, los científicos deben volver a escribir el software para bloquear el nuevo objetivo. 

Como se sabe, la cepa sudafricana –denominada 1.351– fue detectada en octubre de 2020 y comparte algunas mutaciones con la variante detectada en el Reino Unido. Se registraron casos provocados por esta variante fuera de Sudáfrica y ya se la detectó en más de 20 países, entre ellos Francia y Alemania. @mundiario