¿Las vacunas existentes servirán para combatir ómicron?

Personas con mascarillas. / Unsplash
Personas con mascarillas. / Unsplash
La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) afirma no tener bastante información para dar respuesta a esta duda generalizada pero se declara preparada para acelerar los plazos de aprobación de cualquier nueva vacuna.
¿Las vacunas existentes servirán para combatir ómicron?

Mientras la EMA admite que aún no hay bastante información para saber si las vacunas existentes servirán para combatir ómicron o será necesario fabricar dosis adaptadas a la nueva variante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide suspender la Navidad porque "los vacunados se pueden contagiar".

En España, el Ministerio de Sanidad ha pedido limitar comidas y cenas navideñas, así como otras reuniones sociales, ante el avance de ómicron. El documento del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias señala el riesgo de "un incremento de hospitalizaciones" causadas por la variante. En una semana ha pasado de representar el 3% al 47% de los casos secuenciados. Además, califica de riesgo muy alto su impacto.

Pero volviendo a la EMA, desde esta Agencia Europea indican que "Los primeros datos muestran que hay una caída en la capacidad de la vacuna de neutralizar ómicron. No obstante, parece que una dosis de refuerzo de las vacunas que ya tenemos proporcina una buena neutralización cruzada".

"Además, una dosis de refuerzo es capaz de restaurar un nivel de protección bastante alto frente a la enfermedad sintomática. Pero todavía nos falta información sobre la protección frente a la enfermedad grave, incluso después de dos dosis", ha declarado este martes 21 de diciembre el responsable de vacunas de la EMA, Marco Cavalieri.

"Todavía no hay respuesta a si necesitaremos una vacuna adaptada, con una composición diferente, para combatir ómicron u otras variantes".

Cavalieri ha dicho que hay que dar tiempo a la ciencia para responder a ciertas preguntas: "Ómicron se está extendiendo con bastante rapidez en diferentes partes del mundo, incluyendo Europa, y vamos a tener más datos reales sobre la eficacia de las actuales vacunas, tanto antes como después de la dosis de refuerzo. No sólo frente a la infección sintomática, sino también frente a la hospitalización y la enfermedad grave. Basándose en eso, estará más claro cuáles deben ser los siguientes pasos".

Mientras se conocen datos reales, la OMS ha confirmado que hay evidencia robusta de que las personas que han sido vacunadas contra la Covid-19, o aquellas que se infectaron en el pasado, pueden contraer la variante Ómicron, cuya propagación se acelera día a día alrededor del mundo. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus llamó a todos a una toma de conciencia frente a esta situación a escasos días de las próximas festividades de Navidad y fin de año, señalando que es mejor cancelar las celebraciones ahora “y celebrar la vida mañana” que “celebrar hoy y estar de luto mañana”. Por ello, pidió a los gobiernos ejercer máxima precaución en las próximas semanas y evitar eventos con presencia de mucha gente y que se podrían convertir en superpropagadores del virus.

De ahí que el Ministerio de Sanidad haya pedido limitar comidas y cenas navideñas, así como otras reuniones sociales, ante el avance de ómicron. La institución apunta que "en un contexto de alta transmisibilidad", como el que atraviesa España actualmente, "el aumento pronunciado en el número total de casos" podría acabar en una subida de los ingresos. Este escenario es más previsible en ausencia de medidas no farmacológicas. Por estos motivos advierte del "riesgo de saturación de los sistemas de salud". En los últimos días, atención primaria ha denunciado estar al borde del colapso.

No obstante, el grupo de trabajo subraya que es "muy probable que la vacuna continúe protegiendo frente a episodios graves", pese a que las vacunas hayan perdido efectividad frente al contagio sintomático.

Ante la situación actual, con la incidencia en riesgo muy alto, considera "fundamental" aplicar medidas que reduzcan el número y duración de los contactos sociales. Una de las recomendadas es poner aforos en eventos públicos y sociales. Otra apunta directamente a los encuentros navideños: "Limitar las reuniones sociales con familiares y amigos, las comidas y fiestas de empresa y los actos públicos en los que se puedan producir aglomeraciones". @mundiario

¿Las vacunas existentes servirán para combatir ómicron?
Comentarios