Una de las vacunas españolas contra la covid-19 de financiación publica ya no verá la luz

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant con miembros de Hipra. / TW @DianaMorantR
La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant con miembros de Hipra. / TW @DianaMorantR

La vacuna contra la covid-19 del CNB-CSIC no se ensayará con personas porque la mayoría de los españoles ya están inmunizados. El Gobierno de España centra su mira en el apoyo a Hipra con financiación y asesoramiento científico.

Una de las vacunas españolas contra la covid-19 de financiación publica ya no verá la luz

El candidato vacunal MVA-CoV2-S para la covid-19, desarrollado por los investigadores Mariano Esteban y Juan García Arriaza, del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), completó con éxito los ensayos preclínicos en tres modelos animales: ratón, hámster y macaco. El siguiente paso sería el ensayo en humanos pero debido a que a que la población española está mayoritariamente vacunada frente al SARS-CoV-2, los promotores CSIC y Biofabri han decidido retirar la solicitud que en su momento se hizo a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para la realización de un ensayo clínico con la vacuna MVA-CoV2-S en España. "Ello no impide que la vacuna pueda ser considerada en otros países y entornos, donde la tasa de vacunación es muy reducida y se requieren vacunas con alta estabilidad, y ser utilizada bien de forma individual o en combinación con otras vacunas", explican en un comunicado del CSIC.

El laboratorio de Mariano Esteban había contado con un presupuesto de más de tres millones de euros y 11 especialistas para desarrollar su fármaco en esta fase preclínica. La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha asegurado que paralizar el ensayo clínico entra dentro de “la normalidad de la investigación” y que “la explicación es que la ciencia es así, tiene sus procesos. En la investigación no siempre se alcanzan los resultados que uno quisiera". Sin embargo, los investigadores no lo ven así: “la vacuna confiere una protección del 100% contra la infección causada por el SARS-CoV-2 en los tres modelos animales, controlando la replicación del virus en las vías respiratorias y en los pulmones, la patología pulmonar y previniendo la tormenta de citoquinas”, subrayan ambos investigadores. Los resultados obtenidos en estos estudios preclínicos han sido publicados en revistas científicas internacionales durante el año pasado y el actual. Ahora, en la revista Frontiers in Immunology se han publicado los resultados de los ensayos de seguridad, inmunogenicidad y eficacia de MVA-CoV2-S en hámsteres y macacos.

Este equipo del CSIC empezó a desarrollar la vacuna a la vez que los principales equipos internacionales, nada más comenzar la pandemia, y tuvieron un candidato en laboratorio en un tiempo similar. "Nosotros teníamos el candidato generado en abril de 2020, a la vez que AstraZeneca. Buscamos empresa y no había. Al final, encontramos a Biofabri, pero también tenia que formar a su personal", dice Juan García Arriaza. Por su parte, el otro investigador, Mariano Esteban, en una reciente entrevista a ABC indica que "teníamos la vacuna ya en abril de 2021. El problema fue que no disponíamos de las infraestructuras, ni las condiciones de trabajo… Pero rápidamente nos pusimos en marcha. Hicimos los ensayos preclínicos en el laboratorio de seguridad biológica. El problema es que en España no tenemos macacos. Solicitamos a EE.UU. pero nos cobraban 1 millón de dólares por 12 macacos y acudimos al Centro de Primates no humanos en Holanda y gracias a la colaboración previa que habíamos tenido, pudimos completar el estudio que se acaba de publicar".

En lo que a su proyecto se refiere, los investigadores espera que no quede aparcado. Según declara Arriaza al periódcio Nius: "Los lotes clínicos los tenemos generados y estamos abiertos a, en un futuro, tratar de probar la vacuna como refuerzo, u otras opciones, pero de momento en España nos retiramos". El tiempo dirá si esos ensayos llegan a realizarse y en qué país.

El Gobierno de España justifica que "continúa con la apuesta por la colaboración público-privada y buen ejemplo de ello es la vacuna de Hipra, donde el Ministerio de Ciencia e Innovación ha puesto a disposición de esta compañía sus instrumentos de financiación y asesoramiento”. @mundiario

Una de las vacunas españolas contra la covid-19 de financiación publica ya no verá la luz
Comentarios