La trampa del amor en las redes: solo te dolerá cuando sientas la puñalada

Una imagen del amor. / Pixabay
Una imagen del amor. / Pixabay

Este artículo va de mujeres caídas en la trampa, reunidas una docena para soltar el dolor que te deja el desamor online. Algunas habrán sorteado bien las olas, esas han tenido mucha suerte. No vayas tampoco de Diana Cazadora, que eso es mitología e historia... 

La trampa del amor en las redes: solo te dolerá cuando sientas la puñalada

¿Estás buscando el amor a través de internet porque entre el año de pandemia Covid y que hoy todo funciona por algoritmos, el flechazo de Cupido es sencillamente descripciones similares de quien esperas encontrar y que te busca a tí? Cuando se produce un match, se envía a las dos partes atrayentes el mensaje “Os gustáis”... Vaya revolución de hormonas por ver el resultado. Con lo que quizás no cuentas es con que el que buscas no existe más que en tu cabeza, lo idealizas y ya si quedas con el candidato y surgen chispas crees que has ganado una buena partida. "¡Eso hasta que te deja! Tan fácil te encuentra como que te suelta". Todo lo que oyes en una quedada de amigas pasados los 40.

Hace poco leí un artículo brutal, de bueno, titulado "Solo voy a querer a los hombres amables". Quiero conocer una intimidad sin estrategias ni puñales. No tiene desperdicio, cruda verdad en pocas líneas que describen la aventura de intentar vivir un amor sin anestesia.

Felipes y Juanas

Gloriosos van los Felipes volviendo locas de amor a las Juanas en el universo on-line, pero cuanta falsedad en los perfiles y egoísmos –no descritos– "mucho yo quiero", "necesito mi espacio", tú no pidas que "necesito tiempo", demonios haciendo daño una y otra vez, nadie lo denuncia, las redes de citas son libres... No hay hoja de reclamaciones, te enamoras y si caes te levantas en tu propio charco de lágrimas y te pones sin más remedio a lamerte las heridas hasta que sequen. La opción de revancha es otro partido.

No hablemos del poliamor, si te lo dice a la primera, entiéndelo como quieras: es sinceridad, transparencia, honestidad... Vamos, que  estabas advertida y luego todo vale. Otra trampa de amor en redes. No es victimizarse ni cuestión de feminismos.

He conversado con varios clientes asiduos de web de citas y reconocen que es fácil hacerse consumista.... Pruebas, te gusta, no te gusta... vuelves y si por el camino quedan heridas, das bajas y nuevas altas porque ya no hay "que sufrir por amor", me dijo uno.

El mismo que "busca la felicidad hasta que la encuentre"... Se llama así pasar de mujer en mujer, da igual si primero usan una buena estrategia para enamorarte, un día deciden que ya se perdió la ilusión y como el amor es virtual la dejas incluso por carta.

Si no te hace feliz, a por la siguiente. Nada de eso de que "El amor es benigno, es sufrido,  no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta"... Viejos versículos de la Biblia que recitaba mi abuela y aún en las bodas oigo con el "Sí quiero", se escucha como lectura principal... Cuanta desmemoria en la vida real.

Love actually

Nada se mira a medio o largo plazo, el love actually es entrega inmediata. A la primera o a la segunda cita hay que irse a la cama. "Sí, mujer, qué antigua eres", me espetó uno que va cual víbora atrayente con su veneno adormecedor.

¿No queríamos una revolución feminista? ¡Toma ya! Qué facilidad de darse. ¿No será que por eso ante el deseo fácil va el desecho como a un clinex? Para qué esperar, igual llevas 5 meses y te dejan porque no das la talla aunque te dedicaran canciones de amor de esas que dicen "te quiero", o de Malú con "te conozco desde siempre, tú ya estabas en mi alma y en mi mente'...

El cosquilleo del estómago ya no pasa. Solo te dolerá cuando sientas la puñalada.  Una de las amigas presentes cuenta que después de cinco años, la dejaron sin más. Un día, enferma, que no podía andar y en muletas, rompió a llorar.

Amor de clínex

¿Y tú qué quieres? ¿Ser un amor de clínex o encontrar a alguien que ofrezca más? No sueñes con estabilidad, el cortocircuito del sistema estalla cada vez más; ni seas Cenicienta pensando en el príncipe del zapato de cristal. No vayas tampoco de Diana Cazadora, que eso es mitología e historia. En las redes encuentras más amigos de embriagarse de eso que se llama amor de una noche que no es lo mismo que ver anochecer amando con ilusiones.

Cuánto grupo de amigos para encontrar amores, cuánta red descorazonadora. Pero la culpa no es de la tecnología, tan fácil es teclear para el match como apretar borrar.  Como dice ese artículo brutal que os acabo de recomendar: por si acaso mejor "abandonar a todos esos hombres que quieren por debajo de sus posibilidades", pasar de amor virtual, mejor buscarlos como antes, entre los amigos, entre los andantes e incluso en el bar donde siempre ha habido amor chispeante.

Yo apasionada de los versos de Porfirio Barba Jacob aún recitando estoy que "hay días en que somos tan fértiles, tan fértiles, como en Abril el campo, que tiembla de pasión; bajo el influjo próvido de espirituales lluvias, el alma está brotando florestas de ilusión". @mundiario

La trampa del amor en las redes: solo te dolerá cuando sientas la puñalada
Comentarios