El trágico naufragio del Villa de Pitanxo, el pesquero gallego hundido en Canadá

Villa de Pitanxo. - RR.SS
Villa de Pitanxo. - RR.SS

Los operativos de búsqueda continúan a medida que pasan las horas. Ya se han rescatado a tres supervivientes y a siete cuerpos sin vida, pero otros 14 continúan desaparecidos.

El trágico naufragio del Villa de Pitanxo, el pesquero gallego hundido en Canadá

La búsqueda de la tripulación de la embarcación pesquera gallega, que ha se ha hundido esta madrugada en el mar de la isla de Terranova en Canadá, el Villa de Pitanxo, continúa activa tras la suma de otras unidades para monitorear el perímetro y encontrar a los 14 tripulantes que permanecen desaparecidos tras el naufragio del barco.

Hasta el momento sólo se ha encontrado a tres supervivientes, entre ellos el patrón del buque, Juan Costa Padín y su sobrino Eduardo de 42 años. La alcaldesa de Marín, María Ramallo, ha confirmado durante una entrevista a Radio Nacional de España que se ha podido identificar a “dos de los tres supervivientes”. La tripulación, segregada en 16 españoles, cinco peruanos y tres ghaneses, habría naufragado cuando la embarcación de 50 metros de eslora comenzó a hundirse por razones aún no determinadas, poco después de la medianoche en Canadá.

El pesquero, nativo de Marín y parte del Grupo Nores de Marín, es propiedad del armador Manuel Nores e integra a la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI). Las diligencias de los rescatistas están siendo gestionadas por el Centro de Coordinación de Rescate, ubicado en la ciudad de Halifax, en la provincia terrestre de Nueva Escocia, ubicada al sur de la isla de Terranova.

Rescatan a tres supervivientes

Según ha podido constatar Salvamento Marítimo, horas después de haber ocurrido el naufragio, fue que las unidades de rescate encontraron cuatro botes salvavidas. Las dos primeras, según los organismos oficiales canadienses, se encontraron “totalmente vacías”, mientras que en la tercera embarcación albergaba a cuatro cuerpos sin vida y a los tres rescatados que, de acuerdo con las apreciaciones de los medios locales, estaban en estado hipotérmico debido a la fiereza invernal de las aguas canadienses. En la cuarta lancha, se hallaron los otros tres cuerpos confirmados.

El dispositivo de rescate fue activado en horas de la madrugada, en el que están inmersos un avión, dos helicópteros canadienses, así como se prevé que un buque y la fragata JRCC Halifax1 de la misma nacionalidad se integren en las labores de búsqueda, como ha informado el teniente Brian Owens, quien coordina la operación en cooperación con Salvamento Marítimo Español.

Aunado a ello, una embarcación de Marín y una portuguesa, Playa Menduiña Dos y el Novo Virgem da Barca respectivamente fueron convocados para ayudar debido a su cercanía para el momento. Ambos barcos fueron quienes se encontraron con las dos balsas en las que se han podido hallar a los tripulantes, durante el amanecer, en condiciones de viento complejas, más de 40 centímetros de nieve y temperaturas centígrados por debajo del 13 negativo.

Horas de tensión

De acuerdo con la información ofrecida por las autoridades rescatistas canadienses, la primera señal de socorro se dio a poco más de la medianoche local, cuando la señal que envía la caja azul, el dispositivo que usa la embarcación para facilitar su ubicación vía satelital, se perdió.

Según el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, media hora después se recibió una llamada de auxilio realizada directamente desde el pesquero, que ya se encontraba a más de 450 kilómetros de cualquier costa, pero aún dentro del territorio marítimo canadiense.

Por ahora, las autoridades canadienses trabajan por identificar a las víctimas mortales del naufragio, al mismo tiempo que emprenden las misiones de búsqueda de los 14 tripulantes que restan por encontrar.

El trágico naufragio del Villa de Pitanxo, el pesquero gallego hundido en Canadá
Comentarios