Tengo,tengo, tengo... tú no tienes nada

Foto de Maribel Zamudio. Tengo, tengo, tengo... Tú no tienes nada
Maribel Zamudio.

Tienes ladrones de sueños que huyen a medianoche, mudos y de puntillas, dejándote bajo la nieve, en la puerta, olvidada.

Tengo,tengo, tengo... tú no tienes nada

Tengo una estrella fugaz que revolotea entre mis ideas, un hada blanca que me envuelve, que da luz a mis tinieblas. Tengo un ángel de la guarda, una vendedora de sueños, que pinta de colores con su sonrisa mis alas. Tengo la imaginación desbordada, millones de besos para darte, y la esperanza extralimitada.

Tengo, tengo, tengo… tú no tienes nada.

Tienes la mirada vacía, cansada, los ojitos tristones y apagados, la sonrisa forzada. Tienes tu corazoncito oxidado, la sangre de las venas licuada, descolorida, congelada. Tienes días eternos y mil noches en vela, trocitos de frases rotas, palabras necias, y la confianza hecha añicos, saboteada.

Tienes personajes inventados, perfectos desconocidos, cobardes e inexistentes. Tienes un suspiro de viejas fotos, amarillentas, desdibujadas. Vidas no vividas, marchitas, inútiles, imaginadas. Tienes las manitas vacías, las ganas dormidas y el alma envenenada, entumecida, anestesiada.

Tienes ladrones de sueños que huyen a medianoche, mudos y de puntillas, dejándote bajo la nieve, en la puerta, olvidada. Tienes miedo a la oscuridad, a la soledad de esta larga madrugada. Tienes ganas de dormir eternamente y que nunca se haga mañana.

Tienes, tienes, tienes... tú no tienes nada. Tuviste un instante de luz, y te llevaste para siempre mi alma. Te fuiste sin decir adiós, en diciembre, temprano por la mañana. @mundiario

Tengo,tengo, tengo... tú no tienes nada