Súplica de una niña mexicana de 5 años al Papa Francisco en su visita a EE UU

Padre e hija mexicanos en EEUU. / @LGamGam
Padre e hija mexicanos en EEUU. / @LGamGam

"Papa Francisco, quiero decirle que mi corazón está triste, y me gustaría pedirle que hablara con el presidente y el Congreso para la legalización de mis padres."

Súplica de una niña mexicana de 5 años al Papa Francisco en su visita a EE UU

"Papa Francisco, quiero decirle que mi corazón está triste, y me gustaría pedirle que hablara con el presidente y el Congreso para la legalización de mis padres."​

Los mexicanos están en boca de los políticos, tanto demócratas como republicanos, desde que Donald Trump les tachó de violadores y narcotraficantes.

El Papa no ha hecho mención directa en su discurso en el Congreso de EE UU ha estos comentarios, pensando, quizá, que ante palabras necias, oídos sordos, pero sí ha declarado: “Nosotros, pertenecientes a este continente, no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros. Les hablo como hijo de inmigrantes, como muchos de ustedes que son descendientes de inmigrantes. Trágicamente, los derechos de cuantos vivieron aquí mucho antes que nosotros no siempre fueron respetados. A estos pueblos y a sus naciones, desde el corazón de la democracia norteamericana, deseo reafirmarles mi más alta estima y reconocimiento. Aquellos primeros contactos fueron bastantes convulsos y sangrientos, pero es difícil enjuiciar el pasado con los criterios del presente. Sin embargo, cuando el extranjero nos interpela, no podemos cometer los pecados y los errores del pasado. Debemos elegir la posibilidad de vivir ahora en el mundo más noble y justo posible, mientras formamos las nuevas generaciones, con una educación que no puede dar nunca la espalda a los «vecinos», a todo lo que nos rodea. Construir una nación nos lleva a pensarnos siempre en relación con otros, saliendo de la lógica de enemigo para pasar a la lógica de la recíproca subsidiaridad, dando lo mejor de nosotros. Confío que lo haremos.”

En torno a esta visita del Papa Francisco a EE UU y concretamente, durante el desfile en el National Mall, Francisco se detuvo para besar a bebés y niños. Pero una niña consiguió pasar a través de la barrera y le entregó una carta al papa en la que expresaba lo siguiente: "Papa Francisco, quiero decirle que mi corazón está triste, y me gustaría pedirle que hablara con el presidente y el Congreso para la legalización de mis padres, porque todos los días tengo miedo de que un día se los lleven lejos de mí".

Sus padres, mexicanos, emigraron desde Oaxaca a EEUU y están a la espera de conseguir los papeles que les permitan permanecer legalmente en el país.

Súplica de una niña mexicana de 5 años al Papa Francisco en su visita a EE UU
Comentarios