Sórdidos secretos sexuales de Calvin Klein salen a la luz en Nueva York

Calvin Klein y Nick Gruber, en una página del New York Post.
Calvin Klein y Nick Gruber, en una página del New York Post.

Un adelanto de las supuestas memorias del exnovio del famoso modisto llegan a la prensa. Nick Gruber es un atractivo actor porno medio siglo menor que el diseñador.

Sórdidos secretos sexuales de Calvin Klein salen a la luz en Nueva York

La noticia de moda está servida en Nueva York: Sórdidos secretos sexuales de Calvin Klein salen a la luz en la Gran Manzana. Resulta que un adelanto de las supuestas memorias del exnovio del famoso modisto llegaron a la prensa, donde aflora la figura de Nick Gruber, un atractivo actor porno medio siglo menor que el diseñador.

El escándalo ya no solo persigue a Kalvin Klein en sus anuncios. El tabloide New York Post ha publicado un texto supuestamente escrito por Nick Gruber, expareja del septuagenario diseñador, y la periodista Lisa Arcella, resumen del libro Obsession: My life with Calvin Klein, que describe la tormentosa relación que mantuvo el icono de la moda neoyorquina con el joven Gruber, un actor porno al que conoció cuando estaba enrolado en el ejército.

Según explica también el diario El País, a la luz del texto hecho público esta semana, el representante de Gruber niega que su cliente lo haya escrito, mientras que el portavoz de Calvin Klein ha optado por guardar silencioKlein, sobre cuya homosexualidad se ha especulado durante décadas y que ha estado dos veces casado y es padre de Marci, productora de televisión, hizo público su romance con Gruber en 2010, 30 años después de la inauguración de su icónica tienda en Madison Avenue y ocho desde que cerró la venta de su firma, de la que aún es accionista y conserva derechos, a la compañía Phillips-Van Heusen por 300 millones de euros.

¿Cuál es la historia? En abril de 2012 estalló la ruptura, tras la detención de Gruber por asalto y posesión de cocaína y su ingreso en una clínica de desintoxicación en Arizona. El diseñador, que en 1988 también tuvo que someterse a la primera cura para superar sus adicciones, corrió con los gastos, pero rompió con su amante.

En las páginas de la obra sometida a la duda se explica que Klein le había organizado a Gruber, para celebrar su 21 cumpleaños, una fastuosa fiesta a la que asistieron todos los grandes del mundo de la moda en la Gran Manzana, incluida la editora del Vogue USA, Anna Wintour.

Gruber rodó películas pornográficas hasta que de la mano de Klein se enfundó nuevos trajes, cambió su dentadura, adoptó nuevos modales e incluso nueva dicción. Terminó en la mansión de Klein de la calle Perry con un sueldo de 7.500 euros al mes. Pero todo se vino abajo, parece que por celos y encuentros de Gruber con mujeres. Cuando Klein dejó de mantener su tren de vida, Gruber volvió a la prostitución y terminó bajo arresto policial. Ya en libertad parece que se puso a escribir.

Sórdidos secretos sexuales de Calvin Klein salen a la luz en Nueva York
Comentarios