La sobreexplotación pesquera reduce a la mitad la población de peces

Situación de las pesqueras. / WWF
Situación de las pesqueras. / WWF

Según el informe Living Blue Planet de WWF la disminución de peces amenaza la seguridad alimentaria humana, sobre todo, en países en vías de desarrollo.

La sobreexplotación pesquera reduce a la mitad la población de peces

Según el informe Living Blue Planet de WWF la disminución de peces amenaza la seguridad alimentaria humana, sobre todo, en países en vías de desarrollo.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) acaba de presentar el informe Living Blue Planet en el que se revela la preocupante disminución de poblaciones de peces clave para la seguridad alimentaria humana. El estudio actualizado de mamíferos marinos, aves, reptiles y peces muestra que las poblaciones se han reducido, como promedio, a la mitad a nivel mundial en las últimas cuatro décadas, llegando algunos peces a disminuir un 75%

El informe muestra un descenso del 49% de las poblaciones marinas entre 1970 y 2012. El estudio ha analizado 5.829 poblaciones de 1.234 especies, por lo que se tiene casi el doble de datos que en estudios anteriores y se puede dar una imagen más clara y más preocupante de la salud de los océanos.

Los hallazgos se basan en el Índice Planeta Vivo, una base de datos mantenida y analizada por los investigadores de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL).

"En una sola generación, la actividad humana ha dañado gravemente el océano capturando peces más rápido de lo que pueden reproducirse, mientras se destruyen sus zonas de alimentación. Se necesitan cambios profundos para garantizar una vida marina abundante a las generaciones futuras ", afirma Marco Lambertini, director general de WWF Internacional.

"Estamos capturando peces de tal manera que podríamos quedarnos sin acceso a una fuente de alimento vital para el hombre y un motor económico esencial. La sobrepesca, la destrucción de los hábitats marinos y el cambio climático tienen consecuencias nefastas para toda la población humana. Sin olvidar que son las comunidades más pobres que dependen del mar las que se verían afectadas de forma más rápida y más severa. El colapso de los ecosistemas oceánicos podría desencadenar en un declive económico serio - y socavar nuestra lucha para erradicar la pobreza y la desnutrición ", añade Lambertini.

Por su parte, Giuseppe Di Carlo, Director del Programa Marino Mediterráneo de WWF, pone el foco de atención en el Mediterráneo: "El Mediterráneo es una de las zonas de pesca más antiguas del mundo y la gente se ha ganado la vida con esta actividad durante siglos. Pero nuestro mar está ahora en gran parte sobreexplotado: en el Mediterráneo se capturan cada año alrededor de 1,5 millones de toneladas de peces, el 95% de los stocks están sobreexplotados y el 89% agotados, y la mayoría de las especies de tiburones están prácticamente extintas. Esta situación socava la sostenibilidad del sustento y el futuro de muchas personas, en especial en las comunidades costeras, que dependen totalmente del mar".

Soluciones

En su informe, WWF ofrece posible soluciones que gobiernos y empresas pueden aplicar si así lo desean. Entre ellas, destacan medidas importantes para preservar los recursos oceánicos que incluyen preservar y reconstruir el capital natural marino, consumir de una forma responsable y dar prioridad a la sostenibilidad. A principios de este año, un estudio independiente de WWF reveló que cada dólar invertido para crear áreas marinas protegidas podría producir el triple de beneficios a través de factores como el empleo, la protección de la costa, y la pesca. Ese análisis mostró que el aumento de la protección de los hábitats críticos podría producir beneficios netos de entre 490.000 millones de dólares y 920.000 millones de dólares entre 2015 y 2050.

A finales del mes de septiembre, los gobiernos acordarán formalmente la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con prioridades como la reducción de la pobreza y el aumento de la seguridad alimentaria. Según el informe, las decisiones adoptadas en la conferencia climática de la ONU en París impactarán directamente sobre el futuro de la salud de los océanos.

La sobreexplotación pesquera reduce a la mitad la población de peces
Comentarios