La Šiḫa Ḫarbūša: una mujer que derrotó la tiranía de la autoridad mediante las palabras

Šiḫa Ḫarbūša.
Šiḫa Ḫarbūša.

La historia de la Šiḫa Ḫarbūša, “teniente del habla rimada”, es muy conocida y difundida entre los habitantes de ‛Abda y Dukkala. Se trata de la historia de una mujer “Machorra” que resistió el despotismo de la autoridad. 

La Šiḫa Ḫarbūša: una mujer que derrotó la tiranía de la autoridad mediante las palabras

La historia de la Šiḫa Ḫarbūša, “teniente del habla rimada”, es muy conocida y difundida entre los habitantes de ‛Abda y Dukkala. Se trata de la historia de una mujer “Machorra” que resistió el despotismo de la autoridad encarnada en el Caíd ‛Isa Ben Omar. Se alineó en la fila de los pueblerinos oprimidos y satirizó al opresor con palabras que viajaron de boca en boca. Dicha historia fascinó a Zoughi quien la realizó cinematográficamente en una película bajo el siguiente título “Ḫarbūša” marcando positivamente la trayectoria del cine marroquí dadas las posturas heroicas que tenía esta personalidad. Cho‛aib Ḥalifi sigue aquí esta historia tan peculiar a través de las versiones de los historiadores.

Hubo muchos hombres de la autoridad en los dos siglos pasados sin que nadie se diera cuenta de ellos salvo los historiadores interesados en dicha etapa y sus detalles pese al despotismo que se relataba de ellos hasta el punto de que llegaron a ser Sultanes de pequeños Emiratos.

Sin embargo, hubo uno que se llamaba ‛Isa Ben Omar. Desafortunadamente, coincidió con una poetisa y artista popular llamada Ḥuidda quien sintió su injusticia y le satirizó lo que le empujó a matarla vengándose de ella...y así la anécdota estalló inmortalizando al Caíd verdugo y a la poetisa mártir. Una anécdota conocida con el nombre de “Ḫarbūša” con sus palabras poderosas de despertar los sentimientos inertes y la concienciación de la pertenencia a la identidad de la libertad y la revolución.

El Caíd ‛Isa Ben Omar Al - ‛Abdi se consideraba uno de los grandes Caídes regionales en Marruecos. Nació en Tamra; una de las facciones de la tribu de Bḥatra en ‛Abda (Safi) en 1842 en una familia de Caídes. Pese a que no sobrepasó en su enseñanza la primera etapa de Lmsid, se notaba que dejó traslucir una gran inteligencia en su juventud lo que empujó a su primogénito el Caíd Mohammed a favorecerle de entre sus propios hijos para sucederle. Así mostró un gran éxito en las misiones tanto políticas como militares que se las confió. Eso favoreció su nombradía y gran valor en la Casa del Poder Central (Dar AL - Maḥzan) allanándole el camino para suceder a su hermano después de su muerte en el año 1879. Además, su Majestad el rey Abdelhafid (1876 – 1937) le designó ministro de asuntos exteriores de Marruecos al recibir el Juramento Solemne de Fidelidad para ser Sultán del Yihad y la Salvación.

Por añadidura de su sutileza y opresión, ‛Isa Ben Omar era un hombre de deleites y vanidades y enamorado de las noches del canto popular. Para garantizar su puesto de Caíd autoritario y mantenerse hacía sufrir a los habitantes de las tribus de ‛Abda por los excesivos impuestos aunque eso coincidía con las sequías y las enfermedades. Cosa que empujó a una buena parte de los habitantes de la tribu de Ouled Zid a abandonar su territorio hacia el año 1895, que fue un año intolerable debido a los impuestos del Caíd y su hambruna. Así que decidieron huirse en lo que se dio en llamar “El año de la Huida”. Mientras tanto, Otros decidieron protestar encendiendo una revolución que permaneció 4 meses; desde el 5 de julio hasta el 21 de noviembre del mismo año. Hubo negociaciones en este período y después se decidió un ataque contra los rebeldes con el fuego de las artillerías y las escopetas y con el apoyo de Hamza Ben Hima; el gobernador de la ciudad de Safi.

Durante los cuatro primeros meses, Huidda (Ḫarbūša), la poetisa y cantante popular estaba al lado de los rebeldes excitando y entusiasmándoles. Entre lo que decía:

Quiero la rebeldía no la orden

desde ahora hasta ocho días

contra Si ‛Isa Tamri

soy una esclava de ‛Abda y de Si ‛Isa

Si hay una rebelión que haya hasta Boulqchour

rebelión tras rebelión hasta la casa de Si Kadour

Que Dios no salve a ‛Isa Ben Omar

que come carroña, mata a sus hermanos

y legitima lo ilícito.

Jamás la tropa de los caballeros avanza sin comandante

la gente de los dos Zocos de Viernes y Martes

juraron todos que se vengaran de ti ¡Oh ‛uisa!

 

Abajo va un documento estatal escrito por Bubkar Ben Buzid al Ḥadjib Ahmed Ben Musa (Bahmad) que data de 31 Chawal de 1531 de Hégira / el domingo 06 de marzo de 1898 de J. C:

“Alabado sea Dios sólo y sus oraciones sobre nuestro Señor y Mella Mahoma y sus prójimos;

Que Dios proteja la gloria de nuestro Señor querido y satisfactorio Ḥadjib el majestuoso Faquí Sidi Ahmed Ben AL - Faquí el glorioso ministro Sidi Musa Ben Ahmed sosegado y protegido sea, paz sobre ti y misericordia por el bien de nuestro Sultán que Dios le salve. Pues, Comunique a su Majestad que Hemos enviado en el mismo día con un soldado nuestro a Šiḫa Ḥuidda Al - ‛Abdiya para que contacte su noble excelencia acorde con el majestuoso orden. Pero resultó que los soldados del Caíd ‛Isa Ben Omar Al - ‛Abdi coincidieron en salir con el soldado y la mujer susodicha y los acompañaron a lo largo de una cierta distancia. Al llegar a una encrucijada pudieron cambiar la dirección de la mujer hacia el río de Azmour amenazando al soldado aunque les dijo que fuese a la Residencia Real (Mehalla) mostrándoles el escrito que tenía entre manos. No se interesaron y les siguió mucho tiempo pero les amenazaron para que fuese con ellos o a la Residencia Real (Mehalla) o a donde quisiera. No pudo enfrentarles porque eran doce caballeros. Así que teniendo miedo de regresar a la Residencia Real (Mehalla) con el escrito sin la mujer decidió volver a mi casa hacia el comienzo de la puesta del sol y el escrito enviado a su Majestad entre sus manos. Es una obligación avisarle a su Majestad acerca de lo ocurrido. Siempre con amor y paz. Saludos. 31 Chawal.

El humilde servidor del solemne rango

Ben Boubkar Ben Bouzid, Dios le proteja”.

La devolvieron al Caíd y la echó en una de las cárceles de su casa llamada hoy en día “Casa de Si ‛Isa”. La vigilaba un hombre que se llamaba “Achaib”. Después, se multiplicaron las versiones hasta que terminaron con el hecho de asesinar y echarla en un pozo que sigue llamándose el pozo de Ḥuidda mientras su voz pedía la misericordia de los Santos. Decía:

Te pido en las noches ¡Oh Sidi S‛id Moul Aceituna!

AL – Ratnani Sidi Hsin que está entre los ríos

y Lghlimi Sidi Ahmed

misericordia ¡Oh Ben ‛Abbad!

y AL – Kadmiri Sidi Omar Moula Hamria

y Tijani Sidi Ahmed Moul Lowdifa.

Ḫarbūša...la rizada...de los ojos verdes...Ḥuidda; la teniente del derecho y la palabra, nadie sabe cómo pasaste los treinta meses que separaron la derrota de los rebeldes ante ‛Isa Ben Omar y tu triunfo en la batalla de la poesía contra la injusticia. ¿Dónde estabas en Oueled S‛id? ¿Qué hacías? ¿Escribiste siendo analfabeta o dijiste algo que siguió sepultado en la tierra de las tribus? y ¿Cómo les relataste la historia por allí?...

––––

*Artículo escrito por el doctor Ch‛oaib Ḥalifi y publicado en el diario marroquí arabófono llamado “AL – Masae” el 10 de octubre de 2011. Cho‛aib Halifi es un profesor de Narrativa en la Facultad de Letras y Humanidades de Ben Msik (Casablanca). Publicó muchos trabajos tanto creativos como críticos a lo largo de casi 20 años.

                                                                                  


 

La Šiḫa Ḫarbūša: una mujer que derrotó la tiranía de la autoridad mediante las palabras
Comentarios