El sexo llega a las farmacias en formato de best seller: Fifty Shades of Grey

Los juguetes de mis libros se han hecho realidad en las farmacias. E. L James
E.L. James: Los juguetes de mis libros se han hecho realidad en las farmacias.

Una encuesta inglesa sostiene que cuatro de cada diez parejas  usa objetos domésticos cotidianos como accesorios sexuales (corbatas, cepillos de dientes o eléctricos, entre otros).

El sexo llega a las farmacias en formato de best seller: Fifty Shades of Grey

El éxito de ventas de '50 sombras de Grey' ha despertado el interés de muchos lectores por los productos eróticos que describe el libro, en el que se relata una relación de tintes sadomasoquistas. Ahora, lubricantes, bolas chinas, antifaces, minivibradores, anillos love y aceites aromáticos para masajes y baño, objetos y juguetes sexuales que aparecen en la ficción de la británica E.L. James, llenan las farmacias españolas.

El director de mercados de 'Reva Health', que comercializa los productos en España, Toni Trobat, explica que "la lectura de la trilogía ha despertado la curiosidad de muchas mujeres sobre estos productos y ha llevado a muchas parejas a ampliar sus hábitos sexuales. "Queremos facilitarles la oportunidad de utilizar productos de calidad que, además, pueden adquirirlos en su farmacia habitual", ha señalado Trobat, quien explica que, en los últimos años, las farmacias españolas han ido incorporando en sus estanterías estos artículos "pensados para aumentar el bienestar sexual".

Resultados de best seller: la población está cada vez más sana sexualmente

Según los especialistas de la empresa comercializadora, el libro '50 sombras de Grey', que ha vendido más de 75 millones de ejemplares en todo el mundo, "ha cambiado el panorama sexual, ha animado a muchas mujeres a introducir variedad en el dormitorio". Antes de diseñar los productos, Lovehoney realizó una encuesta entre 2.500 personas en el Reino Unido que revelaron que a más de una quinta parte de los encuestados (21 %) les encantaría probar juguetes eróticos, siempre que su pareja estuviera de acuerdo, y que para una de cada seis personas (16 %) ya forman parte de su rutina sexual. Un 3% de los participantes en la encuesta manifestó deseos de probar, pero no lo hace porque piensa que a su pareja no le gustaría, mientras que dos terceras partes de las parejas han usado, en ocasiones, una venda para los ojos al hacer el amor. La misma encuesta puso de manifiesto que los artículos más populares para estimular las relaciones son los aceites y lubricantes, los lazos, las esposas y los antifaces, estos últimos usados por un 65 % de los encuestados. Otro dato curioso que reveló la encuesta es que casi cuatro de cada diez parejas (39 %) admitió que usa objetos domésticos cotidianos como accesorios sexuales (corbatas, cepillos de dientes o eléctricos, entre otros).

Si el portafolio de productos sexuales de este mega exitazo ha llegado antes a las boticas que a la gran pantalla, ¿Le pasará algo parecido a Ocho Apellidos Vascos?

El sexo llega a las farmacias en formato de best seller: Fifty Shades of Grey
Comentarios