En Seseña el fuego está controlado pero la nube tóxica no

Incendio en Seseña. / Guardia Civil
Incendio en Seseña. / Guardia Civil

Las administraciones, por la desinformación y actuación a remolque de las circunstancias, no están protegiendo de forma adecuada la salud de la población y están agravando las consecuencias ambientales del incendio, denuncia Ecologistas en Acción.

En Seseña el fuego está controlado pero la nube tóxica no

La situación del incendio de Seseña se puede resumir del siguiente modo: cuando el viento no empuja el humo hacia donde están los medidores, estos tienen registros normales. Pero cuando llega el humo, los datos se disparan, y con ellos, claro, las afecciones a la población que vive en los alrededores. El problema es que, ante cambios súbitos de viento, no hay mucho tiempo para reaccionar y tomar medidas adecuadas de protección de la población. Tras una semana del inicio del siniestro, Ecologistas en Acción hace un balance muy negativo de la gestión llevada a cabo por la Junta de Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Seseña. En su opinión, tampoco el Gobierno central está asumiendo sus responsabilidades ni liderando ninguna acción significativa para paliar la crisis. Estas administraciones, por la desinformación y actuación a remolque de las circunstancias, no están protegiendo de forma adecuada la salud de la población y están agravando las consecuencias ambientales del incendio, denuncia Ecologistas en Acción.

Tras días de incertidumbre, el miércoles y el jueves se empezaban a conocer por fin los primeros datos que ponen de manifiesto la gravedad de las emisiones que está produciendo el incendio y el peligroso grado de exposición al que está sometida la población y el medio ambiente, sobre todo de las localidades más cercanas, según Ecologistas en Acción. Y eso que hasta dentro de una semana, al menos, no se dispondrán de datos de las sustancias más peligrosas que se están emitiendo, como el benzo-a-pireno y otros hidrocarburos aromáticos policíclicos, los metales pesados o las dioxinas.

Ecologistas en Acción se pregunta dónde está el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), del Ministerio de Sanidad, y dónde los departamentos de calidad del aire del Ministerio de Medio Ambiente

En el informe de calidad del aire publicado este jueves a última hora por la Junta de Castilla-La Mancha se reflejaba, por ejemplo, que en la urbanización El Quiñón de Seseña los indicadores para partículas PM10 estaban siendo muy malos el pasado miércoles día 18, cuando se alcanzó un pico de 390 microgramos por metro cúbico (μg/m3), un dato que multiplica por 10 los valores medios tolerables y que coincidió con un cambio de viento hacia esta zona. Desgraciadamente la Junta, a pesar de que dispone de ellos, no ha dado datos de benceno, que también debieron ser muy altos, en especial los picos coincidentes con la humareda, denuncia también Ecologistas en Acción.

En cuanto al Gobierno central, Ecologistas en Acción se pregunta dónde está el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), del Ministerio de Sanidad, y dónde los departamentos de calidad del aire del Ministerio de Medio Ambiente.

Ecologistas en Acción comparte con los vecinos la sensación de desamparo y reitera una vez más la ausencia de protocolos y criterios precisos para abordar este tipo de situaciones, y hace un llamamiento urgente para que se reconsideren e incrementen las medidas de protección a la población.

En Seseña el fuego está controlado pero la nube tóxica no
Comentarios