El río Sella se abre paso como uno de los principales atractivos turísticos de Asturias

Además de protagonizar cada mes de agosto un importante descenso internacional, el río Sella ofrece durante todo el año una atractiva programación turística. Por algo Asturias es paraíso natural.

El río Sella se abre paso como uno de los principales atractivos turísticos de Asturias

Además de protagonizar cada mes de agosto un importante descenso internacional, el río Sella ofrece durante todo el año una atractiva programación turística. Por algo Asturias es paraíso natural.

 

Como reza su propio slogan turístico, el Principado de Asturias es un paraíso natural. La naturaleza en esta comunidad del norte de España, entre Galicia y Cantabria, es parte de su historia. Sus peculiares fronteras, sus escarpadas montañas y su mar turbulento han permitido que este antiguo reino de espectacular belleza se mantenga inalterable en costumbres, cultura y leyendas.

La auténtica fuerza de Asturias es, de hecho, su paisaje, su naturaleza, sus bosques, su fauna...el arte vivo de la propia tierra astur. Y, cómo no, sus ríos.

El Sella y su descenso

Uno de los 45 ríos de Asturias es el Sella, que nace en Fonseya (región de Sajambre, en León) y sigue una trayectoria general N-S, desembocando en el mar Cantábrico, entre Punta Caballo y la playa de Santa Marina, formando la ría de Ribadesella. Abarca una superficie de 1.246 Km cuadrados con una longitud de 42 Km. Su caudal medio anual es de 42,79 m cúbicos por segundo, mientras que los máximos y mínimos diarios son de 882,75 y 1,65 m cúbicos por segundo, respectivamente.

El Sella posee dos grandes subcuencas laterales, representadas por los afluentes Ponga y Piloña por la izquierda, mucho más extensos y caudalosos, y Dobra y Güeña por la derecha. La subcuenca del Piloña, de 509 Km cuadrados, vertiente por la izquierda en Arriondas, tiene una trayectoria hacia el E. Sus afluentes se articulan entre la depresión prelitoral, el extremo septentrional de la cuenca del Nalón y el borde occidental del Ponga. El Güeña drena un área con relieve relativamente poco contrastado estimada en 125 Km. Son afluentes importantes los ríos Ponga, Piloña y Güeña.

El descenso del Sella llega el primer sábado de agosto con la fiesta de las piraguas. Ya van 77 ediciones del descenso del Sella, fiesta de interés turístico internacional, cuya última gran prueba tuvo lugar el pasado 3 de agosto.

Pero además de esta gran prueba internacional, durante el año se puede disfrutar del Sella. Incluso en familia. Hay actividades de aventura a elegir, como el descenso del Sella en canoa, con la emocionante rampa de salida opcional, además de un pic-nic para la comida. También puede hacerse espeleología, descubriendo las entrañas de la tierra, con el equipo de seguridad necesario. O elegir una ruta en quad doble para conocer mejor la zona de Picos de Europa, por caminos y pistas rurales. También cabe visitar el Parque Multiaventura, con rocódromo, tirolinas y puentes tibetanos, o disfrutar del circuito spa hidrotermal.

Los espacios naturales

"Los Espacios Naturales de Asturias son nuestro mayor orgullo y para su conservación y estudio se ha creado la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos (RRENP)", explican desde www.infoasturias.com , el portal oficial de turismo de Principado de Asturias.

Sus pequeños paraísos se clasifican en reservas de la biosfera, parques nacionales, parques naturales, reservas naturales, paisajes protegidos y monumentos naturales. Los llamados espacios naturales se complementan con blancas y arenosas playas, recónditas cuevas, hermosos lagos, apacibles embalses, cristalinos ríos, fauna y flora autóctona.

El río Sella se abre paso como uno de los principales atractivos turísticos de Asturias
Comentarios