Salvador Sostres provoca desde el despropósito y apoyándose en el insulto

Salvador Sostres / Veo
Salvador Sostres / Veo
Según este controvertido columnista de 'El Mundo', los jóvenes parados son un grupo de vagos, acostumbrados a vivir sin esforzarse, que viven muy cómodos gracias a "papá Estado". Intolerable.
Salvador Sostres provoca desde el despropósito y apoyándose en el insulto

Atendiendo a la situación de paro tan tremenda que sufrimos en nuestra sociedad, tenemos que aguantar más comentarios absurdos del señor Sostres (por definirlo de alguna forma) reflejo quizá de lo que pueda pensar también gente como él. Según este personaje, y a modo de lección para los jóvenes que no encuentran trabajo, soltó perlas del tipo: “Si solo encuentran trabajo de barrendero, sirvienta o gigoló, eso es lo suyo”.

El columnista de El Mundo afirma que la tasa de paro es debida a “la holgazanería” y a la posición transigente de “papá Estado” que permite y fomenta su falta de voluntad”. Para este personaje no deberían de existir las ayudas porque permiten vivir sin trabajar, lo que hace que otros tengan que pagar más impuestos porque están educados en la cultura del subsidio.

Quiero creer que el fin es buscar gresca, como lo hacen en los programas de corazón, simplemente para continuar ahí haciendo ruido, lo que pasa es que el ruido ya es insoportable.

Alguien tendría que decirle a éste inepto, que la tasa de paro de nuestro país es el fiel reflejo de que las cosas no están bien hechas por parte de quienes deberían de cumplir simplemente con sus funciones de manera correcta, y una crisis económica que sufre el pueblo. Los que no trabajan no son vagos señor Sostres, y provocar el escándalo haciendo tales afirmaciones simplemente me hace concluir que su primer libro titulado “Libro de los imbéciles” seguramente es una autobiografía.

Los jóvenes españoles están muy preparados, tanto que en otros países se los rifan, tanto que pese a haber seguido las indicaciones de prepararse para poder garantizar su futuro, de pronto se encuentran con que todo está montado al revés, donde si tienes estudios en una selección de trabajo para vender camisetas no te quieren porque presuponen que te tienen que pagar más, donde hay gente que tiene que ocultar su curriculum para poder acceder a esos trabajos que para usted no están dispuestos a realizar. O los jóvenes que se pasan años como becarios. Jóvenes que ven cómo mientras ellos se pierden, los políticos que deberían de solucionar tan lamentable panorama estaban o están metidos en tramas de corrupción eso sí, muy favorables para su bolsillo, y cómo los que hablan de austeridad y apretarse el cinturón ganan 10.000€ al mes o más, tienen cuatro sueldos y les pagan dietas, yo me preguntaría quién vive realmente de “papá Estado”.

Sus afirmaciones son un despropósito que se apoya en el insulto, para generar polémica pisoteando a golpe de teclado el sufrimiento por el que están pasando muchos jóvenes, y muchas familias que no ven salida. Deberían de reconsiderarse ciertas afirmaciones para no añadir crueldad a una situación que por sí misma ya es terrible.

Salvador Sostres provoca desde el despropósito y apoyándose en el insulto
Comentarios