La ropa barata sale cara a los trabajadores explotados que mueren por coserla

Mujer cosiendo en un taller ilegal.
Mujer cosiendo en un taller ilegal.

En Buenos Aires han muerto calcinados dos niños de 7 y 10 años que trabajaban en un taller ilegal cosiendo ropa para marcas conocidas. Lo barato sale caro.

La ropa barata sale cara a los trabajadores explotados que mueren por coserla

En Buenos Aires han muerto calcinados dos niños de 7 y 10 años que trabajaban en un taller ilegal cosiendo ropa para marcas conocidas. Lo barato sale caro.

Hace unos días nos hacíamos eco de la iniciativa Fashion Revolution y preguntábamos ‘¿Quién ha hecho la camiseta que llevas puesta y en que condiciones laborales?’

En relación a estas reivindicaciones que se hacen desde esta plataforma y que pretende involucrar a toda la población conocemos por parte de la ONG Alameda que Ayres, Kanaan SA, Zara y Karina Kanaan SA, grandes marcas de ropa, se han provisto, según esta organización, de mercancía en talleres ilegales como el que hace apenas una semana le costó la vida a dos "trabajadores" de 7 y 10 años de edad.

En un sótano Orlando y Rodrigo Camacho trabajaban 13 horas diarias seis días a la semana junto a sus padres bolivarianos, quienes están internados por asfixia.

La empresa de Amancio Ortega siempre ha negado cualquier relación con los talleres clandestinos y ha asegurado que las prendas con su marca secuestradas allí eran falsificadas.

La indignación por la muerte de estos niños no es comparable aún con la indignación por el negocio de la venta ilegal de ropa.

La ropa barata sale cara a los trabajadores explotados que mueren por coserla
Comentarios