Buscar

MUNDIARIO

Las pruebas de la vacuna contra la Covid-19 peligran en EE UU por la falta de monos

Expertos revelan que en medio de la pandemia han desaparecido los macacos Rhesus, la especie de primate catarrino más utilizada para probar vacunas, ya que comparte un 93% de sus genes con los humanos. 
Las pruebas de la vacuna contra la Covid-19 peligran en EE UU por la falta de monos
Macacos Rhesus. / PxHere.
Macacos Rhesus. / PxHere.

Ibed Méndez

Periodista.

Estados Unidos choca contra un nuevo obstáculo en su carrera por conseguir una vacuna contra la Covid-19: una inquietante falta de monos para ensayos preclínicos que puedan ‘predecir’ los efectos de la misma antes de iniciar pruebas con humanos.

De acuerdo con el experto del Centro Nacional de Investigación de Primates en California, Koen Van Rompay, la pandemia ha contribuido a la desaparición de los macacos Rhesus, la especie de primate catarrino más utilizada para probar vacunas, ya que comparte un 93% de sus genes con los humanos. 

“Su sistema inmunológico y sus respuestas inmunes son muy similares a lo que vemos en humanos, y pueden dar una muy buena idea de la seguridad y eficacia de las vacunas”, ha explicado el director del Centro Nacional de Investigación de Primates en Tulane, Jay Rappaport.


Quizás también te interese:

 

China autoriza los ensayos de la primera vacuna contra el coronavirus: ¡un spray nasal!

A los monos les gusta el alcohol en bajas concentraciones, pero no debido a las calorías


 

Los investigadores destacan que detrás de esta situación existen varios problemas: para empezar, China -el principal proveedor de macacos de EE UU- ha suspendido la exportación de la especie (no solo por la emergencia sanitaria, sino por la guerra comercial entre ambos países). Y otro detalle importante: las grandes firmas como Moderna han incrementado la demanda de los macacos para las pruebas iniciales de las vacunas contra el SARS-CoV-2. 

"El impacto de la escasez es difícil de evaluar, pero en este punto las estimaciones de los NIH son una necesidad de 450 a 500 animales adicionales por año para la investigación de Covid-19 en los EE UU", apunta el director asociado del Centro Nacional de Investigación en Primates de California, Jeffrey Roberts.

Los expertos advierten de que la escasez de macacos ha llevado a que el costo de cada ejemplar de la especie se duplique a 10 mil dólares, lo cual, a su vez, eleva los costos de investigación para desarrollar tratamientos contra el coronavirus y otra larga lista de enfermedades. 

"Desde vacunas contra el VIH/Sida hasta tratamientos para la enfermedad de Alzheimer, por lo que el impacto de la escasez de suministro de primates no humanos irá mucho más allá de la investigación de Covid", concluye Roberts. @mundiario