La más triste e ilógica de las condenas

Miss m(o)uette grâce à toi / Maribel Zamudio
Miss m(o)uette grâce à toi. / Maribel Zamudio

Nueva aportación literaria de esta autora de MUNDIARIO, en este caso centrada en el amor.

La más triste e ilógica de las condenas

Te prohíbo que me quieras. Por decencia, por respeto, porque yo aun sigo prisionera. Porque nunca he comprendido tus confusas palabras, ni tus extrañas maneras.

Porque te quiero, contra todo mal, contra toda yo. Porque te quiero aunque me duela.

Porque es absurdo e irreparable, estúpido e indefinido, incurable. Insaciable. Infinito. La más triste e ilógica de las condenas.

Porque te has quedado con mi alma, porque no puedo respirar, y aunque me ahogue, recaigo siempre que a mí regresas.

Porque te quiero a pesar de la ausencia, de tu olvido, de no elegirme, de tu indiferencia. Porque te quiero a pesar de los años, de la edad y de que no sepas escribir mi nombre.

Porque te quiero a pesar y por encima de mí misma, y de mi razón irrazonable.

Porque te quiero, y es lamentable. Porque te lo pido hoy, a pesar de tanto necesitarte.

¡No me quieras! No me des tu amor, ni ningún amor que haga del mí alguien prescindible, insignificante y olvidable.

No te acuerdes de mí, porque tu recuerdo no es el que yo te di, ni el que aun sigo dándote.

No pienses en mí, porque al hacerlo me destrozas, y a pesar de la distancia, continuas lastimándome.

No me escribas códigos imposibles ni mensajes adorables, porque siempre te dejo la oportunidad de hacerme daño, de machacarme.

No me digas que me quieres, por favor, porque entre tu amor y el mío hay un abismo, una vacío inmenso, un montón de sueños irrealizables. 

La más triste e ilógica de las condenas
Comentarios