El profesor de Filosofía Luis Calero presenta su nuevo libro, Absurdo literal

Cartel anunciador del nuevo libro de Luis Calero.
Cartel de presentación de la obra.

Editado por Neopàtria, el nuevo libro de Luis Calero, Absurdo Literal, es una reflexión filosófica y humorística de los diccionarios que construyen nuestro idioma en cualquiera de sus registros.

El profesor de Filosofía Luis Calero presenta su nuevo libro, Absurdo literal

Editado por Neopàtria, el nuevo libro de Luis Calero, Absurdo Literal, es una reflexión filosófica y humorística de los diccionarios que construyen nuestro idioma en cualquiera de sus registros.

 

A modo de las greguerías de Gómez de la Serna, el nuevo trabajo del profesor de Filosofía, Luis Calero Morcuende, es un análisis humorístico y ético de la realidad que esconden algunas palabras, si se interpretan de un modo literario y lúdico.

> acariciar. Tocar un ácaro suavemente con los dedos.

> legislar: Hacer leyes para gobernar una isla. Tal y como, a propósito de la ínsula Barataria, encomiendan al escudero Sancho Panza en el Quijote.      

Como hiciera años atrás, en otra de sus obras, Ficcionario, este nuevo trabajo destaca por ser un compendio de sustantivos, verbos y adjetivos que, en nuestro idioma, tienen unos significados precisos, pero que el ingenio de Luis Calero desvía hacia otros valores semánticos más profundos desde el punto de vista literario y también más críticos desde un enfoque político y social.

El prólogo del escritor Mateo Marco enfatiza esa visión rupturista del lenguaje de Calero y una afinidad manifiesta a crear, desde la propia raíz de la palabra, ese esperpéntico mundo de espejismos en el que se convierte el lenguaje de los políticos y de tantos sofistas que amenazan nuestra normalidad democrática.

Magnífica rara avis es este Absurdo literal que se presenta este jueves, 7 de mayo, en Orihuela (Alicante), en el Auditorio de La Lonja. Me siento muy orgulloso de haber escrito el epílogo de esta obra donde subrayo, al igual que mi compañero Mateo Marco, esa relación ilógica, tan propia de los poetas, entre palabra y un significado inédito y anodino. Las ilustraciones de Kikelín, a modo de paradójicas caricaturas, embellecen este nuevo diccionario que no deja de ser una clara manifestación dadaísta de nuestro pensamiento en unos momentos donde, más que nunca, es necesaria la transgresión.

 

El profesor de Filosofía Luis Calero presenta su nuevo libro, Absurdo literal
Comentarios