Amarse en secreto en Afganistán resulta que es la peor película de terror

Mujeres afganas / RR SS
Mujeres afganas.

En un país anclado en un cúmulo de disparatadas tradiciones, un grupo de  personas decidieron cortar por lo sano y decapitar a los enamorados por aquello de terminar con la relación.

Amarse en secreto en Afganistán resulta que es la peor película de terror

En un país anclado en un cúmulo de disparatadas tradiciones, un grupo de  personas decidieron cortar por lo sano y decapitar a los enamorados por aquello de terminar con la pecaminosa relación.

Hay quien se niega a aceptar que existe una clara dicotomía entre el bien y el mal. Hay quien dice que no hay blanco ni negro, sino una escala infinita de grises en la cual se pueden ubicar cada uno de los actos humanos por muy abominables que sean estos.

En esa amplia gama de colores es donde una servidora, desde hace unos días, quisiera colocar el asesinato de una pareja en Afganistán. Parece ser que el chico y la chica, de apenas veinte años, se veían en secreto sin estar casados y que esto era el mayor de los pecados que podían cometer.

En aquel país, anclado en un cúmulo de disparatadas tradiciones, un grupo de  personas decidieron cortar por lo sano y decapitar a los enamorados por aquello de terminar con la pecaminosa relación. Para añadir más dosis de truculencia al asunto se sospecha que han sido los propios familiares de ella los que llevaron a cabo semejante barbaridad en nombre de la religión.

Amarse en la sombra, en fin, volvió culpables a estos inocentes y los condujo a una muerte cruenta, digna de la peor película de terror. Estremece imaginarlos siendo sorprendidos por una manada de bestias ansiosas por arrancarles la cabeza sin la menor compasión. Y pone los pelos de punta pensar que en un mundo donde con solo apretar un botón se pueden conseguir las proezas más fascinantes todavía haya lugares donde la civilización brille por su ausencia.

Estos dos mártires del amor se han convertido, pues, en un símbolo más de la intolerancia y del radicalismo más absurdo. Lo mismo que la adolescente de Yemen que ha sido quemada viva por su padre por coquetear con su novio a través del móvil.

Por eso resulta tan difícil no caer en el maniqueísmo más puro y duro y cubrir con un brochazo bien oscuro la asquerosa cobardía de todos estos criminales.

Amarse en secreto en Afganistán resulta que es la peor película de terror
Comentarios