Pablo Gallego, un plan perfecto para empezar el año con tradiciones renovadas

Pastel de cigala
Pastel de cigala.

Por tradicional, por sabor, por calidad en el producto de mercado y en el servicio, por saber estar y mejor cocina, la visita a Pablo Gallego siempre es un acierto.

Pablo Gallego, un plan perfecto para empezar el año con tradiciones renovadas

Al fin nos hemos despedido de las Navidades, y digo al fin, porque nuestros cuerpos necesitan un reposo después de tanta ingesta de alimentos.

Desde el tradicional bacalao con coliflor de Nochebuena, el pollo de casa con castañas de Navidad y el arroz con bogavante de mi querida madre, pasando por las centollas de Fin de Año y hasta el roscón de Reyes han transcurrido tres intensas semanas gastronómicas en las que hemos intentado buscar el equilibrio para no tener que pasarnos el mes de enero lamentándonos por los quilos de más y sobre todo para poder empezar el año disfrutando con lo que nos gusta, saborear, comer y disfrutar sin remordimientos.

El goce culinario ha sido estas navidades el compañero perfecto para tapar las ausencias, pero no en modo depresivo, al contrario, celebrando la fortuna de poder seguir sumando experiencias. Una de las que más me ha gustado, por tradicional, por sabor, por calidad en el producto de mercado y en el servicio, por saber estar y mejor cocina, fue la visita a Pablo Gallego.

Con Pablo Gallego siempre aciertas, además de la excelente materia prima, la pasión es la esencia de su cocina.

Con él siempre aciertas porque la esencia de su cocina, además de la excelente materia prima, es la pasión. Se nota en cada plato, en cada detalle. En su trabajo no hay nada de impostura. Aunque a primera vista del local pueda parecer uno más de la última moda gastronómica, la clase que desprende el escenario enseguida te deja claro que Pablo es de los de toda la vida. Y eso es lo que lo hace tan especial, la tradición actualizada con mucho gusto, también en el sentido literal de la palabra.

Es sin duda, un imprescindible en cualquier tipo de visita a la ciudad de A Coruña, no en vano acaba de recibir un Sol de la Guía Repsol.

Desde @tasteat&enjoy comparto las imágenes de lo que tomamos en nuestra última visita, de la que como siempre salimos con ganas de repetir. Por cierto, magnífica elección del vino, el mencía Bancales Olvidados, un vino poco frecuente en las cartas de los restaurantes por lo que cuando lo encuentras es casi obligatorio pedirlo.

Huevos fritos con angulas.
Huevos con angulas, plato típico del restaurante Pablo Gallego.
Atún rojo.
Atún rojo. 
Pescado del día.
Besugo del día.
Entrecot
Entrecot con salsa de cabrales.
Helado de queso con salsa de membrillo.
Helado de queso con salsa de membrillo.
Tarta de queso.
Tarta de queso.
Tarta de la abuela.
Tarta de chocolate blanco.
Licor de hierbas.
Licor de hierbas.

 

Pablo Gallego, un plan perfecto para empezar el año con tradiciones renovadas
Comentarios