La ONU acusa tanto a Colombia como a las FARC de violar los Derechos Humanos

Todd Howland (derecha), comisionado de la ONU. / Twitter
Todd Howland (derecha), comisionado de la ONU. / Twitter

El comisionado Todd Howland ha presentado un informe con múltiples recomendaciones hechas al Estado colombiano y al principal ejército guerrillero del país como parte de su misión en el lugar.

La ONU acusa tanto a Colombia como a las FARC de violar los Derechos Humanos

El informe anual de la misión de la Organización de las Naciones Unidas en Colombia ha presentado 15 recomendaciones tanto para el Gobierno de ese país como para las FARC entre las que incluyo "reconocer plenamente su responsabilidad por las graves violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario" a fin de lograr un desarrollo eficaz en el agotador proceso de paz entre ambos bandos. El informe fue presentado por Todd Howland, comisionado del organismo internacional. Howland denunció que tan solo el año pasado 127 posibles defensores de los derechos humanos fueron asesinados. Casi un 50% de esas víctimas eran líderes de sus respectivas comunidades.

El documento explica que "el acuerdo de paz cumple en términos generales con las obligaciones internacionales de Colombia en materia de derechos humanos", pero eso no es suficiente pues "el reconocimiento voluntario de responsabilidad por violaciones de derechos humanos del pasado contribuye a construir confianza en el proceso de paz", cita El País. La organización trae a memoria el gesto de Juan Manuel Santos, presidente del país sudamericano y reciente premio Nobel de la Paz, quien reconoció que "la persecución y violencia sistemáticas sufridas anteriormente por el partido político Unión Patriótica, y subrayó la responsabilidad del Estado de asegurar la no repetición". De igual forma, destacó que las FARC se atribuyeron a sí mismos decenas de secuestros y asesinatos. Con todo, la ONU recuerda que "sigue vigente el desafío del Estado y las FARC-EP de reconocer plenamente sus responsabilidades por las violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario en el pasado, de tal forma que satisfaga los derechos de las víctimas”.

Posteriormente, Howland apura al Gobierno y a las fuerzas revolucionarias "a garantizar la no repetición de las violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario que han caracterizado el conflicto armado". El País cita la necesidad de "avanzar hacia una solución negociada al conflicto armado" con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) como una de las recomendaciones más importantes hechas por la organización. El segundo ejército guerrillero del país se atribuyó un ataque realizado en la capital del país (Santa Fe de Bogotá) hace poco menos de un mes. Este informe mantiene que "todo uso de la fuerza por parte del Estado sea llevado a cabo de conformidad con el derecho internacional de derechos humanos, salvo las acciones en contra de los grupos guerrilleros clasificados objetivamente como grupos armados organizados”.

Howland revela su preocupación por los sucesivos asesinatos de importantes líderes sociales. El año pasado, la cantidad de ataques ascendió a 389. Hubo al menos unos 127 fallecidos, la mayoría en zonas con fuerte presencia de las FARC y con sistemas económicos autónomos pero ilegales. La ONU expresa su preocupación por el cultivo "de uso ilícito, en particular coca" que se ha precipitado en años recientes. La erradicación de la guerrilla ha dejado por detrás un "vacío" que ha sido aprovechado por grupos armados a las órdenes de carteles de narcotraficantes, los cuales se valen de la "debilidad de la presencia del Estado de manera integral en el territorio”.

La ONU cree que la solución inicia por admitir que "el asesinato de defensores de derechos humanos como una situación grave sobre la cual el Estado tiene la obligación de proteger y garantizar la vida de los defensores”. Con ese fin, recomienda reconstruir el aparato político y social de estas áreas. "La protección de la vida, y la disminución de la violencia, están directamente ligadas a las oportunidades de inclusión política y a la generación de empleo, salud y educación”, cierra el informe.

La ONU acusa tanto a Colombia como a las FARC de violar los Derechos Humanos
Comentarios