Una mujer es condenada por asesinar a su empleada doméstica

Violencia  / Archivo Mundiario.
Violencia / Archivo Mundiario

Piang Ngaih Don, de 24 años, fue torturada hasta su muerte después de constantes y violentas agresiones por parte de la condenada, su madre y su esposo.

Una mujer es condenada por asesinar a su empleada doméstica

En los 14 meses que trabajó para una familia de Singapur, Piang Ngaih Don, de origen birmana, fue víctima de violentas agresiones por parte de la condenada, su madre y su esposo, un policía retirado.

En la rica ciudad-Estado del sureste asiático viven unas 250.000 empleadas del hogar, la mayoría procedentes de países empobrecidos de Asia, y muchas de ellas sufren malos tratos.

El pasado mes de febrero, Gaiyathiri Murugayan, de 41 años, se declaró culpable de 28 cargos, incluidos homicidio culposo, daños por inanición y retención ilegal.

Los catorce meses de maltratos terminaron con la muerte en 2016 de Piang Ngaih Don, una ciudadana de Myanmar. La joven murió tras sufrir la fractura de un hueso de la garganta y daños cerebrales irreversibles provocados por una agresión de Gaiyathiri y su madre, según Channel News Asia.

Desde que llegó a Singapur para trabajar en casa de Gaiyathiri en mayo de 2015, Piang Ngaih Don era constantemente pisoteada, estrangulada y golpeada con diversos objetos, según los documentos aportados en el juicio.  Asimismo, Gaiyathiri también levantaba a Piang Ngaih Don por el cabello, la sacudía violentamente e incluso le quemó con una plancha en el brazo en una ocasión.

Este martes, la acusada compareció ante el tribunal con gafas y mascarilla negra. Permaneció sentada en silencio, con los ojos cerrados, e inclinó la cabeza cuando el juez dictó sentencia. El juez tuvo en cuenta que la acusada padecía un trastorno obsesivo-compulsivo y depresión desde que dio a luz y por ello no ordenó cadena perpetua, una pena que no habría sido "ni justa ni adecuada”.

El esposo de la condenada, el policía retirado Kevin Chelvam, se enfrenta a cinco cargos relacionados con las agresiones a Piang Ngaih Don y por haber mentido a la Policía al afirmar que las cámaras de vigilancia de su apartamento habían sido retiradas. Asimismo, la madre de Gaiyathiri, Prema Naraynasamy, también será juzgada por varios delitos. @mundiario

Una mujer es condenada por asesinar a su empleada doméstica
Comentarios