La Morralla Romana amenaza las condiciones sanitarias y el humor de los lucenses

Los fundadores de Lugo.
Los fundadores de Lugo.

La ciudad se resquebraja. De las molestias a los vecinos se pasó enseguida a las pérdidas para los comercios. Su imagen sufrió un serio golpe en una de sus tres fiestas emblemáticas.

La Morralla Romana amenaza las condiciones sanitarias y el humor de los lucenses

La ciudad se resquebraja. De las molestias a los vecinos se pasó enseguida a las pérdidas para los comercios. Su imagen sufrió un serio golpe en una de sus tres fiestas emblemáticas.

Un terrorífico titular de prensa sobrevoló ayer el cielo empíreo de los lucenses. Cuando algunos interpretaban que la huelga tocaba a su fin, el titular traía una mala nueva contrapuesta. La negociación sobre el conflicto de la basura se rompía definitivamente. Habría Morralla Romana de Lugo para rato. Patrimonio de las Humus-nidad. En su desesperación, alguno llegó a pensar ¡para siempre! ¡Humus Augusti para siempre!

La ciudad se resquebraja. De las molestias a los vecinos se pasó enseguida a las pérdidas para los comercios. Su imagen sufrió un serio golpe en una de sus tres fiestas emblemáticas, el Arde Lucus. La hostelería le hizo frente como pudo para salvar los muebles, pero la prolongación de la huelga hizo imposible la resistencia. Cancelaciones, perspectivas defraudadas, el enemigo en casa. La hostelería no son solo los negocios del sector, son los de todos los sectores, porque el visitante que no viene, ni come, ni compra, ni se peina.

Y en medio de todo el caos, la Morralla Romana amenaza las condiciones sanitarias, el medio ambiente y el humor de los lucenses, que como todos sabemos, es fuente de vida. Manifestaciones, protestas y contramanifestaciones. La huelga de la limpieza en Madrid duró 13 días. Hoy vivimos nosotros la jornada 33. Alguien tiene que estar muy contento de tamaño récord.

La situación ha rebasado con mucho los requisitos para considerarla de emergencia sin más dilación. No ingresamos en Consultas Externas, sino en Urgencias. No hay negociaciones rotas que valgan. No hay más plazos que esperar. No hay nada que impida a la ciudad salvarse de la mugre porque la emergencia contrarresta cualquier otra razón que se ponga sobre la mesa. El estado de alarma está regulado y no hay que esperar a que haya víctimas para contemplarlo.

La Morralla Romana amenaza las condiciones sanitarias y el humor de los lucenses
Comentarios