Las millonarias rusas rodeadas de flores son la nueva obsesión de Instagram

Rusas millonarias y flores.
Rusas millonarias y flores.

Mujeres que posan con una cantidad enorme de flores, es la nueva tendencia en Instagram, y es que dicen que a las rusas millonarias les encanta presumir.

Las millonarias rusas rodeadas de flores son la nueva obsesión de Instagram

Ellas y muchas, muchas flores, esa es la idea, y parece ser que se ha puesto muy de moda, subir fotos con espectaculares ramos de flores.

A estas mujeres ya no les llama la atención fotografiarse con los últimos diseños de las firmas más caras del planeta, ni con los complementos más exclusivos, ahora las parejas de los magnates rusos, demuestran todo su poder a golpe de ramo.

Fotografías donde se pueden ver ramos de rosas de varios kilos, cantidades que ocupan toda una habitación, fotos en las que por supuesto salen ellas como auténticas protagonistas de un jardín directo a ser subido a la red social.

Rosas, orquídeas, margaritas, tulipanes, todo tipo de flor es validado para mostrar su grandeza, por lo visto, según el New York Magazine, esta tendencia nació hace dos años, pero estos últimos meses está expandiéndose cual alergia primaveral. Las protagonistas de esta obsesión floral son jovencitas rusas que visten prendas de lujo, llevan bolsos de firma y cuidan su aspecto con la misma obsesión.

Algunas son empresarias, otras modelos y completan el grupo o el pack como lo denomina el New York Magazine, el Russian fashion pack de las obsesionadas con las flores, las mujeres de los magnates, son todas esas vips que chequera en mano, reservan asiento en primera fila de los desfiles de los más importantes diseñadores del mundo, son las que no se pierden un evento de nivel y compran y compran las últimas tendencias de sus firmas de cabecera que normalmente suelen ser las de lujo.

Ulyana Sergeenko, Miroslava Duma, Dasha Zukhova o Elena Perminova son algunas de esas mujeres que suelen estar relacionadas con el diseño y son frecuentemente reclamadas por firmas y fotógrafos. A veces es por como combinan prendas y ensayan gusto sofisticado, otras por la forma de comprar sin mirar el reverso de la etiqueta, porque pueden claro.

La primera en iniciar el sendero de las flores directas a la red social fue Elena Perminova, la esposa de Alexander Lebedev, el dueño de varios periódicos rusos y británicos como el Independent. Comenzó haciéndose fotos rodeada de miles de rosas y margaritas, y como todas quieren competir en ramos, las que pueden pagar gracias al lujo que les proporciona el entorno, era de esperar que iniciaran la carrera para ver quien lo tiene más grande, el ramo, quiero decir. Y todo esto con voto del público claro, con ese testigo de excepción que es Instagram.

Parece ser que el objetivo es dejar claro lo muy deseadas que son, cuanto mayor es el número de flores es de suponer que su amante compañero más las desea, así que ya no es solo mostrar su ostentación material, sino demostrar al mundo que son ellas mismas objeto de culto para quien deposita a sus pies toneladas de flores.

Y es que cuando una que se aburre y es multimillonaria y da con algo que pueden seguir otras que también se aburren y portan Visa Platino, acaban todas divirtiéndose con lo más absurdo, como lo es que tengan ya más de medio millón de seguidores en Instagram por hacer el chorra.

Las millonarias rusas rodeadas de flores son la nueva obsesión de Instagram
Comentarios