Médicos de familia destacan la importancia de cuidar tu dieta ante un problema de anemia

Pareja triste. / Pexels.com.
Imagen referencial de la anemia.

En muchas ocasiones la anemia está relacionada con una alimentación poco adecuada, incluso cuando la causa es otra, con alimentos para la anemia puede disminuir e incluso desaparecer.

Médicos de familia destacan la importancia de cuidar tu dieta ante un problema de anemia

La anemia es un trastorno de la sangre, en ella disminuye la concentración de hemoglobina. La anemia puede tener diferentes causas y suele corregirse con una adecuada alimentación.

Como ya se ha mencionado anteriormente, la anemia es el resultado de una baja concentración de hemoglobina en sangre. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que se encuentra en los glóbulos rojos.

La hemoglobina afecta a la capacidad de transportar el oxígeno en sangre y como resultado de la menor concentración la cantidad de oxígeno transportado es más baja de lo habitual.

En muchas ocasiones la anemia está relacionada con una alimentación poco adecuada, incluso cuando la causa es otra, con alimentos para la anemia puede disminuir e incluso desaparecer.

La alimentación debe ser rica en hierro para recuperar la pérdida que se sufre. Cuanto menores sean los niveles de hierro que se presentan, mayor será la absorción.

Existen dos tipos de hierro, es importante saber diferenciarlos para adaptar la dieta. El hierro hemo se encuentra en productos de origen animal: carne, pescado, marisco... El hierro no hemo se encuentra en productos de origen vegetal: frutas, cereales, vegetales…

Alimentos ricos en hierro

La vitamina C y el ácido cítrico favorecen la absorción de hierro, por lo que a pesar de no contenerlo, también es recomendable incluir alimentos ricos en vitamina C y ácido cítrico en la dieta para personas con anemia. Los cítricos son un buen ejemplo de este tipo de alimentos.

La fructosa es otro de los componentes que favorecen la absorción de hierro. Tomar fruta en el postre puede ser una buena idea, la uva y el mango son los más recomendados.

Los mariscos denominados de concha como ostras, mejillones y berberechos contienen altos niveles de hierro.

Los pescados que más hierro contienen son las anchoas, las sardinas y los boquerones.

La carne de vacuno, cerdo, pavo… además de contener una cantidad importante de hierro son los más habituales en la dieta por lo que su mayor consumo ayuda con la anemia.

Las vísceras como el hígado de ternera o la morcilla de sangre también son alimentos ideales. Al ser hierro de origen animal, la absorción es muy rápido.

En cuanto a los cereales, los que más hierro contienen son los cereales integrales, aunque a causa de la fibra el hierro se asimila peor.

La yema de huevo contiene también una alta cantidad de hierro y como no las legumbres, famosas por su alta cantidad de hierro.

Con una alimentación adecuada y siguiendo el consejo médico, la anemia se reducirá en poco tiempo.

Médicos de familia destacan la importancia de cuidar tu dieta ante un problema de anemia
Comentarios