La Reina Letizia abre el verano desafiando al protocolo con looks improcedentes

San Millán 2018
Letizia en San Millán 2018. / RR SS

Leggings de cuero negro "encerados" ceñidos marcando el pubis y nalgas? Tacones de aguja de charol  dominatrix con el empeine tirante y pendientes diamantescos? Una fiesta nocturna para ir "a lo que salga"? Ese disparatado atuendo fue el look de trabajo elegido por Letizia una mañana casi de Junio en el empedrado Monasterio de San Millán de la Cogolla.

La Reina Letizia abre el verano desafiando al protocolo con looks improcedentes

Los looks elegidos por la Reina Letizia para inaugurar un congreso linguístico en el Monasterio de San Millán y con el que acudió a una reunión contra el cáncer en Ginebra ratifican que Letizia sigue haciendo su santa voluntad sin freno ni racionalidad a la hora de elegir sus atuendos como representante de la más alta institución del país. 

Leggings de cuero negro " encerados" ceñidos marcando el pubis y nalgas? tacones de aguja de charol  dominatrix con el empeine tirante y pendientes diamantescos? Una fiesta nocturna para ir "a lo que salga"? NO. Ese disparatado atuendo fue el look de trabajo elegido por Letizia  una mañana casi de Junio en el empedrado Monasterio de San Millán de la Cogolla.

Para contrarrestar y quitarle morbo a la cosa se plantó un abriguito rosa- que no parecía small size sino que directamente le había encogido en la lavadora. Las sisas tirándole, mala confección  y patronaje, costuras fruncidas...  y encima de una firma italiana joven, como si en España no hubiera diseñadores jóvenes  a los que apoyar. Mal peinada con un color extraño entre quemado, negruzco en la raíz o y canas sueltas. Cejas mefistofélicas hacían  extraña su mirada propia de la transformación que ha sufrido en lo últimos años tal y como podemos comprobar en las imágenes del mismo evento en 2007.

La Reina inauguraba como cada año el académico Seminario Internacional sobre Lengua y Medios de Comunicación. en el que participan expertos de varios países para abordar este tema desde un punto de vista social, psicológico, filosófico, lingüístico, periodístico y de comunicación. Tampoco extrañó mucho porque otro año recogía en un exitoso artículo de Maria Fidalgo Casares en MUNDIARIO el grotesco y extraño look que eligió para el mismo evento: pantalón de cuero con cremallerón visto en la bragueta y sandalias de aguja acordonadas con uñas rojo fuego.

Fidalgo recogía también que en esa convocatoria Letizia causó la hilaridad entre los especialistas que allí comparecían porque ni corta ni perezosa citó al excelso coruñés Wenceslao Fernández Flórez, y le llamó Güenceslao. ( sí con diéresis)  Dejó claro que no  tenía la mínima noción que en español esa palabra no se lee  güe... (a pronunciación de la w- inicial ha de ser como un sonido  [b] siempre que se trate de nombres germánicos o de origen visigodo. Ejemplo Wenceslao, Wagner o wolframio). Con lo que dejó claro que su supuesta erudición hace más que aguas. 

                                                                                                                                      taconazos de Letizia bajando escaleras

Taconazos de Letizia bajando escaleras. / RR SS 

letizia en el monasterio hace años

Letizia en el monasterio hace años. / RR SS

Reunión en Ginebra: Nuevo desatino

Poco después asistía en Ginebra a una reunión de trabajo en la Union for International Cancer Control (UICC) allí apareció vestida de franela de lana  !sin mangas!- la única del acto. Bien maquillada, aunque con pestañas postizas y la cara daba sensación de plastificada por los retoques. De nuevo mal peinada, como si le hubiesen hecho un recogido que luego no le gustó . Sin medias- sabiendo que en Europa es protocolario-  y exhibiendo los brazos de aspecto vigoanoréxico . Pero lo peor, fue el el pecho excesivamente marcado con la falta de tacto que resulte que en una reunión sobre el Cáncer, -dado que el que más afecta a las mujeres es el de mama, llegando en muchos casos a la amputación, ella campara por sus anchas con dos airbags fuera de tono. La ocasión  pedía un traje y maquillaje  sobrio y conservador. Pero ella, ya sabemos ! Ancha es Castilla! Le importa tres pimientos el decoro y el respeto que debe a la institución y al organismo que la invita.

Letizia en Ginebra. RR SS

Letizia en Ginebra./ RR SS 

 

 

La Reina Letizia abre el verano desafiando al protocolo con looks improcedentes
Comentarios