Kong: maravilla visual con un guión a medias

565656
Concepto artístico de la película. / Kong: la Isla de la Calavera.

El gorila más famoso y gigantesco que ha conocido la humanidad vuelve cargado con una nueva historia y hermosos planos ‘naturales’.

Kong: maravilla visual con un guión a medias

‘Kong: la Isla de la Calavera’ es el último relanzamiento de King Kong el reconocido gorila gigante que es querido y temido por todos. La primera película basada en este animal, fue proyectada en 1933 y es, hasta el día de hoy, una referencia y precursora del género de ‘cine de monstruos’. Ahora, en otro siglo y recién comenzado el 2017, Legendary y Warner Bros se han encargado de producir una nueva versión con la tecnología actual, actores de primera y una nueva historia que resulta interesante, más no termina de brillar.

King Kong es acompañado por un reparto que no es aprovechado y que puede decirse, llega a ser exagerado. El actor más taquillero de la historia, Samuel L. Jackson es Preston Packard un militar que tiene sus objetivos muy bien fijados; el primer actor John Goodman es Bill Randa un científico muy decidido; por su parte, el particular John C. Reilly es Hank Marlow un ex­-solado que se niega a perder las esperanzas; los ‘protagonistas’ de la historia son el popular Tom Hiddleston y la ganadora del Óscar a la mejor actriz Brie Larson, el primero es un experto localizador y catador de situaciones extrañas llamado James Conrad, mientras que la segunda es la “fotógrafa antiguerra”, Mason Weaver; el resto del reparto lo conforman Toby Kebbell, Jason Mitchell, Thomas Mann, Cory Hawkins y Shea Whigham.

Quizás demasiado, no es suficiente

El increíble reparto señalado terminó jugando en contra de la historia que el director Jordan Vogt-Roberts quería contar. Este nuevo argumento es diferente a las anteriores, la acción ocurre enteramente en la Isla de la Clavera, en donde Kong es el único rey y unos humanos que se creen superiores llegan para destruir la paz que él ha estado tratando de mantener.

Todo se concentra en la ambición de los científicos para demostrar sus teorías, ellos logran los permisos necesarios para ir hasta la misteriosa isla que ha estado oculta para la humanidad desde siempre. Randa (Goodman) lidera a uno de los equipos científicos; mientras que Packard (Jackson) es el líder militar de la misión. Randa contrata a un localizador humano conocido por sus habilidades de observación, Conrad (Hiddleston) y claro está, los increíbles hallazgos que planean encontrar necesitarán de un registro fotográfico, y así es como llega Mason (Larson) hasta el centro de la locura.

43543543

John Goodman, Tom Hiddleston, Brie Larson y John C. Reilly. / Captura de YouTube.

La historia que cuenta Vogt-Roberts es buena, pero no excelente, resulta ser una propuesta diferente y atractiva que viene muy bien pero que se queda hasta a mitad por el exceso de personajes. Las mejores partes del guión se las termina llevando Jackson, que además lo refuerza con su siempre imponente actuación; lo mismo para Goodman que infiere el toque psicótico en el film pero que es apartado repentinamente y de una manera absurda. Por su parte, Reilly logra unificar la comedia y el sentimentalismo con su actuación, cosa que no molesta y se termina agradeciendo.

Hiddleston y Larson son las caras bonitas del film, sus diálogos no son excepcionales y sus escenas no rozan la química que necesitan para llegar al público. Como una pareja de amigos tal vez funcione, pero el resultado final ha dejado mucho que desear, Hiddleston intenta ser el líder que finalmente es opacado por Jackson y Larson solo es el toque femenino que debe tener la película, pero hay que resaltar que no termina siendo la típica damisela en peligro que necesita ser rescatada.

En esencia, el guión captura un poco de la vieja historia que demuestra la estupidez humana al molestar el hábitat natural de un animal, y el cómo este reacciona para proteger lo que es suyo; también trata de exponer la ética y la moral ante las situaciones extremas en la que las personas deben reflexionar y preguntarse lo que es bueno y malo.

Logra resplandecer gracias a la tecnología

4543534

Póster Oficial de la Película. / Póster Oficial.

Lo que si hay que apreciar en la película, son los distintos escenarios y la belleza de los planos. Visualmente es un film digno de admirar que reúne paisajes llenos de frondosos bosques, grandes lagunas, extensos ríos o incluso la muerte. En él, los espectadores podrán apreciar hermosos amaneceres o intensas noches con auroras boreales, en algún momento podrá estar navegando en un río y en el otro parado en una montaña observando los ojos de Kong,  el buen uso que hace le director de los planos en cámara lenta permitirán detallar aún más esos cortos momentos.

Los detalles de los monstruos y su cuidado son notables, va más allá de la supremacía de King Kong, son muchas cosas que observar en los 120 minutos que dura el film. El equipo de la película se encargó de desarrollar distintos animales únicos para que habitaran la isla al lado de Kong, y no solo eso, también apartaron a los caníbales de la historia y dieron paso a otros humanos que son muy diferentes y viven felices en donde están.

La película ha recibido la aprobación por parte de la crítica y el público, en Rotten Tomatoes tiene un 73% de aprobación; Metacritic le adhiere hasta un 63/100 e IMDb le da una puntuación de 7.2/10.  

La película en términos generales es buena y entretenida, la acción nunca deja de estar presente, que además es acompañada por una buena música, la narrativa es rápida y siempre mantiene al espectador interesado y al tanto de lo que puede pasar, el problema fue incluir a tantos personajes y relegar a los protagonistas que no tuvieron oportunidad de brillar y mucho menos si se toma en cuenta a los imponentes monstruos. Próximamente se espera la secuela, pero a Kong le tocará compartir terreno con otro peso pesado, Godzilla, el trama y los protagonistas humanos aún no han sido detallados pero el rumor generalizado es que la película llegaría para el 2020.

Kong: maravilla visual con un guión a medias
Comentarios