La igualdad de género se retrasa otra generación gracias a la pandemia

Protesta feminista. Piqsels.
Protesta feminista. / Piqsels.
El Foro de Davos advierte de que habrá que esperar 135,6 años para alcanzar la paridad. España retrocede en su lucha contra la brecha de género.
La igualdad de género se retrasa otra generación gracias a la pandemia

La pandemia ha añadido 36 años a la lucha para reducir la brecha de género. Así de contundente es la conclusión  que recoge el Foro Económico Mundial (WEF, en sus siglas en inglés) en su informe anual sobre la brecha de género, en el que alerta que habrá que esperar 135,6 años –y no 99,5 como se estimaba hace un año- para alcanzar la ansiada paridad.

El documento expone que los avances en la lucha se han estancado en muchas grandes economías e industrias gracias al coronavirus, lo que se traduce en una caída importante en el cómputo global del progreso. Es cierto que cada vez hay más mujeres en trabajos que exigen cualificación, sí, pero la realidad es que las disparidades de renta siguen existiendo y las mujeres continúan ocupando pocas posiciones directivas frente a los hombres. A este ritmo, la paridad económica no llegará hasta dentro de 267,6 años.

La tendencia es especialmente llamativa en la política: las mujeres ocupan apenas el 26,1% de la representación parlamentaria y el 22,6% de los ministerios en los países analizados - entre ellos España- y cerrar esta brecha tomará unos 145,5 años (en lugar de los 95 años de 2020). 

La pandemia golpeó más fuerte a las mujeres 

El WEF lo tiene claro: el impacto de la pandemia ha sido mayor para las mujeres que para los hombres. Un indicador clave de ello es el desempleo que, según la Organización Internacional del Trabajo, ha afectado a un 5% de las mujeres frente a un 3,9% de los hombres.  Pero eso no es todo: los confinamientos y el teletrabajo, además, han obligado a las mujeres a responder por las labores del hogar, el cuidado de mayores y niños al mismo tiempo “lo que ha aumentado sus niveles de estrés y reducido sus niveles de productividad”. 

“La pandemia ha afectado la igualdad de género tanto en el puesto de trabajo como en el hogar, dando marcha atrás a años de progreso. Si queremos una economía de futuro dinámica, es vital que las mujeres estén representadas en los empleos del mañana. Ahora más que nunca es crucial centrarse en el liderazgo femenino, comprometerse con unos objetivos y movilizar recursos para lograrlo. Es el momento de incluir la paridad de género en el diseño de la recuperación”, ha dicho Saadia Zahidi, directora gerente del Foro Económico Mundial.


Quizás también te interese: 

La crisis por la pandemia agudiza la brecha salarial de género en España


España cae en la lucha

El informe, que analiza la paridad en áreas como la participación económica, educación, salud y poder político, sitúa a España en el puesto 14 de los 156 países de la lista. El país ha registrado un retroceso durante la pandemia: en 2021 solo ha reducido 78,8% la brecha de género, frente al 79,5% de la misma fecha en 2020. Y hay otra lista del WEF en la que destaca el país: la de las 81 naciones (junto a Suecia, Países Bajos o Estados Unidos) que nunca han tenido a una mujer ocupando la máxima posición política, como presidenta o primera ministra. 

En el otro extremo, Islandia continúa lidera la lucha: desde hace 12 años es el país que encabeza la lista de países con mayor igualdad entre hombres y mujeres en términos generales. Finlandia, Noruega, Nueva Zelanda y Suecia completan los primeros lugares. @mundiario
 


 

La igualdad de género se retrasa otra generación gracias a la pandemia
Comentarios