El futuro, relativamente próximo, de la automoción

Concept-i, coche autónomo. Toyota.
Concept-i, coche autónomo. Toyota.

La cultura de tener coche propio sigue siendo fuerte, también entre los jóvenes, y está calando el mensaje de evolucionar desde las actuales tecnologías hacia vehículos eléctricos e híbridos.

El futuro, relativamente próximo, de la automoción

Todos los años se realizan informes globales sobre un sector que está entre los primeros en aportación al PIB mundial, uno basado en opiniones de los consumidores, otro en las de los directivos del sector.

El último sobre opiniones los conductores indica que la cultura de tener coche propio sigue siendo fuerte, también entre los jóvenes, y que está calando el mensaje de evolucionar desde las actuales tecnologías, de motores a hidrocarburos hacia vehículos eléctricos e híbridos. De todas formas 2018 termina con un peso de los vehículos totalmente eléctricos en el del entorno del 2% del parque mundial. Y con unas preferencias divididas al 50% entre las dos alternativas hidrocarburos / electricidad, entre aquellos que se plantean cambiar de automóvil.

Otra de las tendencias que ganan terreno es, a pesar del mayoritario deseo de propiedad del automóvil, el cambio a nuevas alternativas, nuevas opciones de movilidad, como el renting o leasing. Lo que sigue sin obtener la confianza del conductor es el vehículo autónomo (robótico o sin conductor). Esto último es congruente con la sensibilidad creciente hacia la protección de los datos personales y privados, que todo tipo de vehículos, que incorporan tecnología avanzada, transmiten a fabricantes, alquiladores, aseguradoras, administración, etc. sobre el uso y preferencias del conductor. Según algunos expertos la protección de estos datos se convertirá en un factor de competencia clave entre los fabricantes y distintos proveedores de soluciones de movilidad, desde alquiladores hasta entidades financieras que financian los vehículos.

El uso compartido sigue siendo una opción muy minoritaria, incluso entre los más jóvenes, la independencia y la seguridad del vehículo propio pesa mucho frente a esta solución.

El informe de ADL sobre la Automoción Global encuestó a más de 8,000 conductores en 13 países. Un resumen está disponible aquí: www.adl.com/FOAM

El informe basado sobre todo en las opiniones de los ejecutivos del sector, que no olvidemos, en muchos países pasan frecuentemente de las direcciones empresariales a los cargos de confianza de los gobiernos, y viceversa, condicionará tanto decisiones empresariales como las políticas de los distintos gobiernos, lo que explica anuncios y decisiones próximas (como las que han sido el detonante de las movilizaciones que han puesto en dificultades al Presidente francés).

Hay una coincidencia inicial con lo que ya se recoge el informe anterior: para el 85% de los ejecutivos, la seguridad cibernética y de los datos será una condición indispensable para adquirir un coche en el futuro.

Y un par de datos preocupantes: Las tres cuartas partes de los ejecutivos (el 74%) prevén que el porcentaje de automóviles fabricados en Europa Occidental (actualmente, el 16%) caiga por debajo del 5% de aquí a 2030, si bien la producción mundial aún tiende a crecer. Y entre un 30% y un 50% de los concesionarios podrían desaparecer del mercado de cara al año 2025, sustituidos por otros actores del “ecosistema del automóvil” o por la comercialización directa por los constructores.

¿Y quienes son los nuevos “actores” que tan drásticas repercusiones van a tener (o están teniendo ya) en el ecosistema del automóvil?: Las grandes empresas tecnológicas y buena parte de las energéticas.

¿Significa eso que tanto los fabricantes generalistas, como los concesionarios, no tienen margen de maniobra? Respecto a los primeros, a pesar que su potencia económica es apenas la mitad de las de los “invasores” de su espacio, al menos dos medidas pueden tener solución para la supervivencia mediante las alianzas y colaboraciones entre ellos y/o con servicios de tipo GPS, mapas o de redes de carga de vehículos eléctricos; ambas medidas pueden ser suficientes tanto frente a los gigantes tecnológicos como a las energéticas, al menos para las marcas y proveedores más acreditados. Y dado que más del 80% de los ejecutivos está convencido de que el uso de los datos extraídos de los vehículos y los conductores será la base del futuro modelo de negocio de la industria automovilística, hacer que la seguridad cibernética y de los datos, indispensable para adquirir un coche en el futuro, dependa de ellos mismos y venga en el equipamiento de serie de sus vehículos.

Respecto a los concesionarios casi el 80% de los ejecutivos está convencido de que la alternativa que tienen los concesionarios para sobrevivir es convertirse en centros de servicio multimarca o de vehículos de segunda mano.

Hoy las 700 o 750 fábricas producen unos 3.000 modelos y su producción anual se acerca, en un horizonte no muy lejano, a los100 millones de vehículos. El informe puede consultarse en: https://home.kpmg.com/es/es/home/sectores/automocion.html

El futuro, relativamente próximo, de la automoción
Comentarios