Francisco anima al equipo olímpico de refugiados y pide que sean ejemplo de paz

Equipo Olímpico de Atletas Refugiados. www.acnur.org
Equipo Olímpico de Atletas Refugiados. www.acnur.org

El papa Francisco envió una carta a los atletas del equipo de refugiados en la cual les pide que lancen al mundo entero un grito de fraternidad y paz.

Francisco anima al equipo olímpico de refugiados y pide que sean ejemplo de paz

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 ya se juegan. Las mejores atletas de distintas disciplinas deportivas compiten por obtener una medalla. Sin embargo, un equipo de refugiados de diversas nacionalidades, que autorizó el Comité Olímpico Internacional para que  participaran en esta justa es una tarea más importante que una presea de metal. Así lo interpretó el papa Francisco, quien este sábado envió una carta a los deportistas de dicha delegación a quienes no les pidió que ganaran bronce, plata y oro, pero sí que expresen un mensaje de paz a toda la humanidad.

Radio Vaticano difundió el mensaje que el máximo jerarca de la Iglesia Católica envió a los atletas. “Que el valor y la fuerza que lleváis dentro puedan expresar a través de los Juegos Olímpicos un grito de fraternidad y paz. Que a través de cada uno de vosotros, la humanidad comprenda que con la paz se puede ganar todo, mientras que con la guerra se puede perder todo", expresó el obispo argentino, quien hace tres años se encontraba en tierras cariocas durante la Jornada Mundial de la Juventud.

No es la primera vez que el Papa lanza un mensaje sobre este evento deportivo. Horas previas a la inauguración de las olimpiadas, a través de su cuenta de Twitter y en varios idiomas animó a todos los atletas a que sean “mensajeros de paz y de genuino espíritu deportivo”.  También el pasado miércoles instó también envió otro mensaje a los deportistas para que busquen una buena batalla, no solo ganando medallas, sino también solidaridad en un mundo cada vez más lleno de crueldad.

En la inauguración de los Juegos Olímpicos una delegación de diez deportistas originarios de Sudán del Sur Siria, Etiopía y Congo desfilaron bajo una misma bandera, pero más que mostrarse al mundo, se ganaron la ovación y que serán recordaos en la historia.  Este gesto de los organizadores provocó reacciones positivas entre periodistas, líderes mundiales y todas las redes sociales fueron abarrotadas de miles de mensajes en apoyo a los atletas.

Francisco anima al equipo olímpico de refugiados y pide que sean ejemplo de paz
Comentarios