Un exprior de Mallorca es acusado de abusar sexualmente de un monaguillo

Gaspar Alemany, exprior de Lluc y expárroco de la iglesia palmesana de Sant Sebastiá / RR SS
Gaspar Alemany, exprior de Lluc y expárroco de la iglesia palmesana de Sant Sebastiá / RR SS

El abogado de la víctima exige dos años y medio de prisión y solicita una indemnización de 6.000 euros por concepto de daños morales.

Un exprior de Mallorca es acusado de abusar sexualmente de un monaguillo

No es extraño que las autoridades de la iglesia católica estén involucradas en hechos de abuso sexual, sin embargo, eso no lo hace menos grave. En este caso, Gaspar Alemany, expárroco de la iglesia palmesana de Sant Sebastiá, se ha visto envuelto en un caso de esta índole.

La Fiscalía acusa al religioso de tocar a un joven monaguillo de 21 años, con discapacidad psíquica. Por lo que se enfrentará a juicio a finales de abril en Palma.

El suceso producido el 7 de julio de 2020 podría acarrear una pena de quince meses de prisión por un presunto delito de abuso sexual a una persona con inteligencia límite.

¿Cómo sucedió?

Según datos del Ministerio Público, Alemany planificó el encuentro. Primero pidió al monaguillo, que padece una discapacidad del 33 por ciento, que acudiera a la sacristía a recoger un libro. Acto seguido, apareció un ordenador que mostraba una página pornográfica de contenido homosexual. Posteriormente, el expárroco, le entregó el libro y le pidió quedar por la tarde en la casa parroquial.

Así pasó. La víctima se presentó a las seis de la tarde y, una vez allí, se sentaron en el sofá. El escrito de acusación formal sostiene que el sacerdote se acercó a él, le puso las piernas encima e intentó tocar con sus pies la zona genital del monaguillo, mientras lo acariciaba y le proponía hacerle masajes, llegando incluso a introducirle su mano en el pantalón, por lo que el joven se marchó del lugar diciendo que había quedado con una amiga.

Presunto abusador

Tras conocerse este caso, el Obispado de Mallorca apartó a Alemany, exprior de Lluc entre los años 1993 y 2001. Asimismo, abrió una investigación interna e informó a la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional, quien empezó sus propias averiguaciones.

El presunto abusador perteneciente a la congregación de los Misioneros de los Sagrados Corazones, también fungía como profesor ordinario del Centro de Estudios Teleológicos de Mallorca y del Instituto Superior de Ciencias Religiosas, por lo que queda abierta la posibilidad de que existan otras víctimas.

Por su parte, la Congregación religiosa ha condenado “cualquier acción como la denunciada”, a la vez que extiende su solidaridad con los posibles abusados por el entonces párroco. @mundiario

Un exprior de Mallorca es acusado de abusar sexualmente de un monaguillo
Comentarios