La explosión de una toma clandestina de combustible en México deja más de 60 muertos y 70 heridos

Explosión en México. / RRSS.
Explosión en México. / RRSS.

Dos horas antes del accidente, las autoridades habían tenido conocimiento sobre una fuga intencionada de carburante en las inmediaciones de la localidad. Entre las víctimas mortales se hallaron a dos adolescentes de 15 años y un niño de años de edad.

La explosión de una toma clandestina de combustible en México deja más de 60 muertos y 70 heridos

Tragedia en México. Al menos 66 personas han perdido la vida y otras 71 han resultado heridas luego de que una toma clandestina de combustible, de Petróleos Mexicanos (Pemex), explotara este viernes en Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo. Según informaron las fuentes locales, entre las víctimas mortales se hallaron a dos adolescentes de 15 años y un niño de años de edad.

De acuerdo con el Gobierno de Hidalgo, encabezado por Omar Fayad, dos horas antes de la explosión las autoridades habían tenido conocimiento sobre una fuga intencionada de carburante en las inmediaciones de la localidad de San Primitivo. Según los reportes, cientos de personas salieron a recolectar la gasolina que se había fugado del ducto. 

Explosión en México. / RRSS.Explosión en México. / RRSS.

El alcalde del municipio, Juan Pedro Cruz, aseguró que eran alrededor de 200 personas las que trataban de recoger el combustible derramado en el suelo con la ayuda de "cubetas, bidones y todo tipo de recipientes". Los policías y militares que trataban de acordonar la zona, relata Cruz, les pidieron que se retirasen del lugar pero no tuvieron éxito. "Eran hordas de personas que, por llevarse una cubeta de hidrocarburo, pueden perder la vida", remarcó Fayad en declaraciones a Foro TV.

Finalmente, el fuego fue completamente extinguido a las 23:50 horas, según informó el secretario de Seguridad y Protección de México, Alfonso Durazo, quien además anunció la instalación del Comité Nacional de Emergencia en aras de atender "oportunamente a la población afectada", escribió en su cuenta de Twitter.

 El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador también escribió un mensaje en las redes sociales lamentando la tragedia ocurrida en Tlahuelilpan. El mandatario mexicano, además, reiteró que va a "fortalecer" la estrategia de lucha contra el robo de gasolina. "Esto desgraciadamente demuestra que hay que terminar con esta práctica, que llevó a la tragedia", dijo en el municipio, exhortando a sus habitantes (cerca de 15.000) a que se mantengan alejados del lugar de la explosión y permanezcan en sus hogares.

Justamente la explosión ocurrió en un momento en el que varios estados mexicanos siguen con problemas de desabastecimiento de combustibles, a causa del constante sabotaje de ductos de Pemex, lo que impide un restablecimiento total del suministro y que llevó a López Obrador a reforzar la seguridad en la zona. @mundiario

La explosión de una toma clandestina de combustible en México deja más de 60 muertos y 70 heridos
Comentarios