Buscar

MUNDIARIO

Expertos detectan agua en la atmósfera de una supertierra en la zona habitable

La estrella, que es una enana roja, haría difícil la existencia de vida debido a que es un tipo de estrella que tiene grandes estallidos.

Expertos detectan agua en la atmósfera de una supertierra en la zona habitable
Recreación del planeta K2-18B, junto a su vecino K2-18C. / RR SS.
Recreación del planeta K2-18B, junto a su vecino K2-18C. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Para que sea posible que un planeta sea habitable hay varias máximas que los científicos buscan a través de la galaxia. Las dos más importantes es que haya agua y dicho planeta esté a una distancia adecuada de algún astro. Recientemente, la revista Nature, anunció el hallazgo de una señal que desvela que hay agua en la atmósfera de K2-18b, un planeta un poco más grande de la Tierra que orbita una estrella enana roja a unos 111 años luz de distancia, en la constelación de Leo.

Una de las cuestiones más destacadas del descubrimiento es que a diferencia de  la mayor parte de los planetas con una composición atmosférica son gigantes gaseosos, como Júpiter, pero K2-18b no es corresponde a esta misma descripción. El planeta se encuentra en la llamada zona habitable, la distancia justa en que el agua puede permanecer en su estado líquido, y tiene características que lo convierten en una supertierra, con un poco menos de ocho veces la masa de la Tierra y 2,3 veces su radio.

El estudio fue llevado a cabo por medio de un equipo de University College de Londres liderado por Angelos Tsiaras que empelaron imágenes recogidas por el telescopio Hubble. Los expertos destacaron que el planeta no está expuesto a las mismas condiciones que la Tierra, debido a la enana roja, el tipo de estrella más abundante del universo. Dichas estrellas son buenas candidatas para albergar mundos con vida, sin embargo, son bastantes distintas de nuestro Sol. Las enanas rojas tienen un detalle que las hace peligrosas para planetas cercanos, debido a que sin una masa suficiente para consumir su energía nuclear de forma estable, cada cierto tiempo lanzan llamaradas que acaban con la atmosfera de los mundos cercanos.

Aún es pronto para saber si es posible que K2-18b sea un planeta habitable, pero en un futuro próximo será posible emplear instrumentos que ayuden a detectar el nivel de habitabilidad en algún planeta. @mundiario