Evidencias y determinación para actuar

Un niño ante los efectos del cambio climático. / RR SS
Un niño ante los efectos del cambio climático. / RR SS
Vengo insistiendo en la importancia de la geopolítica como referencia obligada para todos los decisores, no solo los políticos.
Evidencias y determinación para actuar

Ambición pragmática basada en evidencias que sustente el progreso real es lo que os propongo en este arranque de curso en el hemisferio norte.

En este segundo verano de pandemia, seguimos añadiendo desastres ambientales y humanitariossucesos climáticos extremos como las inundaciones del centro de Europa (y China) y los incendios en los países mediterráneos (y del permafrost de Siberia) que se suman al ya lamentablemente clásico de California en llamas. Y es obligado mencionar la acelerada fragmentación e inestabilidad del gobierno mundial con la terrible crisis de Afganistán que parece despertar a los acomodados que ya se habían acostumbrado a la incesante llegada de inmigrantes. 

Pérdida de muchas vidas humanas y de posibilidad de futuro para muchos más...

Vengo insistiendo en la importancia de la geopolítica como referencia obligada para todos los decisores, no solo los políticos. Nada que ocurra en el mundo nos es ajeno porque nos acaba afectando. Hay que cuidar el Planeta y los derechos humanos fundamentales que son de todos y para todos, aunque anticipo una reflexión sobre esta cuestión que haré en otro contexto: nuestra visión occidental no es universal, es decir, no todos lo vemos igual y se acabaron los tiempos de imposición, necesitamos avanzar hacia un modelo de convicción siendo capaces de ir añadiendo acuerdos sobre un mínimo común multiplicador. 

Son muchas las llamadas a la acción pero sigo echando en falta buena información con criterio que aporte contexto y herramientas para organizar nuestra aportación a la resolución de los problemas que nos acucian y que, como vengo insistiendo, a todos nos convocan. 

Buena información, datos contrastados y ganas de resolver. Propósito y rendición de cuentas para construir sobre la confianza y no sobre adhesiones partidistas. Tenemos que pensar sumando y sumarnos para actuar.

Frente al negacionismo, información contrastada de lo que está pasando: “El cambio climático es generalizado, rápido y se está intensificando”, informe del sexto ciclo de evaluación del IPCC (siglas en inglés del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático) publicado el 9 de agosto de 2021. “Ahora tenemos una visión mucho más clara del clima pasado, presente y futuro, lo que es fundamental para entender hacia dónde nos dirigimos, qué se puede hacer y cómo podemos prepararnos … fruto de la mejora de los conjuntos de datos de observación para evaluar el calentamiento histórico, así como de los progresos en el conocimiento científico de la respuesta del sistema climático a las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el ser humano”.

Frente al derrotismo y el pesimismo, información contrastada de lo que es posible hacer. Un informe interesante y provocador: "Repensar el cambio climático: Cómo la Humanidad puede elegir reducir el 90% de las emisiones en 2035 mediante la disrupción de la Energía, el Transporte y la Alimentación con Tecnologías existentes” publicado el 4 de agosto de 2021.

Es posible, pero requiere conocimiento, voluntad y determinación de actuar. La principal barrera es la mentalidad y el tipo de liderazgo: 

  • debe procurar un abordaje sistémico y no parcial -ni mucho menos polarizado- para diseñar políticas eficaces.
  • necesitamos la cooperación internacional, sin duda, pero no podemos esperar a que todos acuerden y menos aún utilizar de excusa la urgencia para imponer.
  • debe convencer, aportar herramientas con pedagogía para que todos aportemos. 

El cambio climático es una amenaza global que exige soluciones locales. Hay que anticiparse, prepararse y tirar del carro dando ejemplo para tener opciones de futuro. Ese es claramente el caso de Europa. Es posible alcanzar el objetivo de neutralidad en carbono si se adoptan las políticas adecuadas que pongan el foco en lo urgente.

Un impulso decidido a las tecnologías disruptivas y dejar de apoyar las actividades que nos lastran y serán obsoletas en 10 años, protegiendo a las personas y no a los puestos de trabajo. Es urgente construir entre todos un nuevo modelo que supere falsos dilemas del pasado que consumen energía necesaria para procurar un futuro sostenible. 

Sumemos, no restemos. Buen inicio de curso. @mundiario

Evidencias y determinación para actuar
Comentarios