El escándalo de On the road: ¿despilfarro y amiguismo en tiempos de crisis?

Obra del belga Francis Alÿs: Albert's Way.
Obra del belga Francis Alÿs: Albert's Way.

La exposición sale por un millón de euros. Un evento prescindible, que nada aportará al turismo. Un despilfarro incomprensible y una afrenta a los contribuyentes en tiempos de crisis.

El escándalo de On the road: ¿despilfarro y amiguismo en tiempos de crisis?

La exposición sale por un millón de euros. Un evento prescindible, que nada aportará al turismo. Un despilfarro incomprensible y una afrenta a los contribuyentes en tiempos de crisis.

On the road, exposición celebrada con motivo del VIII Centenario de la Peregrinación de San Francisco de Asís a Compostela y organizada por Turismo de Galicia en Santiago, ha llevado a la Xunta a gastar nada menos que un millón de euros, algo que fue denunciado hace unos días en las páginas de MUNDIARIO.

Un evento perfectamente prescindible, que poco o nada aportará al turismo de la ciudad, y que supone un enorme gasto en plena época de recortes. Según palabras del personal del evento, medio millón correspondería a la rehabilitación del espacio expositivo -el Palacio de Gelmírez-, que sí sería  justificable por el enorme valor que tiene en sí mismo, aunque en ningún caso realizado para que albergue la exposición, pero el otro medio millón de euros se habría gastado en un sinsentido de supuestas obras maestras que conforman la “ambiciosa exposición” . Los andaluces dirían que unos listillos “se la han metido doblada” al Presidente autonómico. Es un despilfarro absurdo e incomprensible y lo que es peor: un insulto y una afrenta a los contribuyentes en tiempos de crisis.

El escándalo de On the road está servido en bandeja para la opinión púlbica y la oposición, pero claro, poco pueden predicar los socialistas que durante años han hecho lo mismo y lo siguen haciendo en las comunidades que gobiernan y más cuando cierta progresía gallega tanto ha respaldado a la  comisaria de la exposición, Gloria Moure, en antiguos lances.

Para más inri, a pocos metros, en el Palacio de Fonseca, hay una correctísima, interesante y meritoria exposición que ha salido baratísima con el mismo motivo: Peregrino y nuevo apóstol. San Francisco en el Camino de Santiago. Estas dos exposiciones serían ejemplos claros de lo que se debe hacer y de lo que no, del sentido común y el despilfarro. Analizaremos sus peculiaridades y a través de las diferencias entre ellas y de los comentarios de los protagonistas podremos hacernos una idea de lo que supone una exposición así en plena recesión. Comenzamos por las verdades del barquero: el coste.

Nava Castro, de Turismo de Galicia, y la ministra Ana Pastor en la muestra On the road. / Luis Polo

 

> EL COSTE

- La exposición On the road costará a la Xunta un millón de euros.

- La exposición Peregrino y Nuevo apóstolo.San Francisco en el Camino de Santiago tendrá casi un coste 0 ya que proviene de la organizada en Asís en 2013 en el Palacio Bonaquisti de Asís, Italia.

> COMISARIADO

- La  comisaria de On the road, la catalana Gloria Moure, cobrará nada menos que 90.000 euros por diversos conceptos. Fue despedida por Manuel Fraga del Centro Galego de Arte Contemporánea y ella denunció este despido  achacándolo a “una política involucionista y a una deriva siniestra”. Era un secreto a voces que esta decisión la motivó su tendencia al despilfarro  y de hecho algunas fuentes comentan que a su salida había dejado una “roncha” de casi 3 millones de euros… A esto se sumaría una tendencia a favorecer a una camarilla de amigos (algunos de ellos están precisamente en esta exposición). Su destitución fue acompañada por cierto de todo tipo de rendez vous  y premios por parte de la progresía y de los artistas a los que favoreció.

- El comisario de Peregrino es Francisco Singul, un discreto y cultísimo técnico del Xacobeo, cuyos modestos emolumentos no se acercan ni kilométricamente a los de la anterior.

> EL TÍTULO

- On the road. Muy bien, un título muy molón. El  guiño al gran Jan Kerouac  es estupendo pero no tiene nada que ver ni remotamente con Santiago ni con San Francisco.

- Peregrino y nuevo apóstol. San Francisco en el Camino de Santiago un título lógico y de sentido común, que se centra en lo que se expone y  no por ello no exento de lirismo y sugestión. 

> TEMÁTICA

On the road. Una visión actual de San Francisco con “aproximaciones creativas de artistas cuya mirada ayuda no solo a entender el tiempo actual, sino también a ver de un modo diverso el pasado” . No describo más y sigo con más palabras textuales de los responsables porque no tienen desperdicio.  

(...) “Es más como experiencia que como realidad estática que aguarda ser contemplada»,

“Las obras invitan «a ir al fondo”, 

“Las obras invitan a repensar “ (esto del repensar les encanta porque aparece como muletilla en  varias declaraciones),

“Conceptos como el respeto a los que son diferentes, alejados de prejuicios y a buscar equilibrio en la inestabilidad, algo que forma parte de la naturaleza y que no es necesariamente negativo”.

El mundo metido en un todo donde todo tiene la misma importancia"

"Este proyecto propone un viaje, con fecha de regreso" (...)

A mí que me registren, si esta exposición no es una milonga”,  (esto lo he metido aquí pero es mío).

Peregrino. Se articula en capítulos en los que se evoca la memoria del santo, la imagen del mundo en época de san Francisco (Occidente, Islam y Tierra Santa), la presencia de las órdenes mendicantes en el Camino de Santiago y finalmente, el legado franciscano en las ciudades de la ruta a Compostela.  Interesante, claro, contundente y recomendable.

> CONTENIDO  

- On the road  es una muestra del llamado arte conceptual, se compone de fotografías de gran formato, esculturas, proyecciones, pinturas y todo tipo de  “instalaciones”. Y además cuenta la comisaria  sin reparos  que ¡“doce de ellas fueron realizadas expresamente para esta ocasión!, es decir que el resto, mas de tres decenas aprovecharon que el Pisuerga pasaba por Valladolid, por ejemplo  la estructura de hierro y bronce 'Socle du Monde« de Piero Manzini ha estado en muchas ciudades y que se supiera nda tenía que ver con el santo.

“Las piezas reunidas van más allá de una simple representación de la imagen de san Francisco para plasmar las «actitudes» vitales que lo caracterizaron”. 

Pues vamos a ver las actitudes vitales de San Francisco que han costado un millón de euros: entre otros un trapo azul colgado, una rejilla de gallinero con hojas secas, unos folletitos apilados en montones (pregunté expresamente si era una obra de arte y me dijeron que sí, que eran pasaportes realizados por Felix González, un artista muy conocido de la comisaria), un trozo gigante de papel de estraza texturizado con un dibujito diminuto de una manita  en una esquina, unos mapas mundi bordaditos con las banderitas de cada país, otro mapamundi de colegio con unos tachones, unos focos de luz con pantallas y humo muy efectistas, un banquito de bonita madera, un banquito de forja, una puerta con unos óculos de hierro (ah, eso no,  pregunté y eran las puertas de la climatización). Fotos y sobre todo muchos vídeos, como el de una pareja  de artistas charlando en un coche sobre su carrera  (me djio una guía que era una peregrinación artistica), fotos fijas  y al menos de dos eventos que si tenían más relacion con el Santo, un pequeño video de un lobo blanco y otro de Tacita Dean, la película Buon Fresco (2014), rodada íntegramente en la Basílica de Asís.

Pero ya para jartarse de reir, en el que sobresalía y lo anunciaban como uno de los platos estrella fue un circulo muy grande hecho con manitas que recordaba mucho a los símbolos petitorios del Domund y la obra del creador belga Francis Alÿs, Albert's Way, un vídeo de un tío que se graba a sí mismo andando la distancia exacta del recorrido del Camino dando vueltas en el salón de su casa  (eso sí, un cuartito muy colorista) alrededor de una alfombra… Pero  tampoco se apuren por él: hacía el camino ingles sólo desde Ferrol a Compostela, no fuera a herniarse.

- Peregrino la componen una extraordinaria selección de obras de arte desde el medievo hasta hoy con el hilo conductor de la temática franciscana, temática latente en todas y cada una de las obras que por supuesto ya existían y no se hicieron ex profeso para la muestra. Piezas medievales de procedentes de Inglaterra, Francia, Italia, Tierra Santa, Al Andalus y Galicia; lienzos, piezas de escultura, orfebrería, restos de arquitecturas, telas, instrumentos musicales, relicarios, incunables de las bibliotecas franciscanas, incluso el bordón que el mismo San Francisco utilizó en sus rutas.

> ARTISTAS

- On the road  cuenta con presencia de "grandes nombres de la historia del arte", cuya producción se vincula al "espíritu franciscano". Para rastrear la vinculación a San Francisco en la aplastante mayoría de estas obras  habría que tomarse una pastilla LSD, aunque tampoco hace falta: hay guías en cada sala atentísimos y ávidos de explicar las insignes obras y además lo hacen muy bien. La pena es que le tuvieran que explicar esas milongas.

Aportan obras: Antón Lamazares (que de pequeñito estuvo en un colegio franciscano), Francis Alÿs, Giovanni Anselmo, Jorge Barbi, Lothar Baumgarten, Joseph Beuys, Alighiero Boetti, Christian Boltanski, Marcel Broodthaers, John Cage, Mircea Cantor, Janet Cardiff & Georges Bures Miller, Tacita Dean, Jimmie Durham, Guillermo Faivovich & Nicolás Goldberg, Félix González-Torres, Joaô Maria Gusmaô & Pedro Paiva, Roni Horn, Annika Kahrs, Amar Kanwar, Yves Klein, Jannis Kounellis, Richard Long, Aníbal López, Piero Manzoni, Anthony McCall, Mario Merz, Nam June Paik, Giuseppe Penone, Perejaume, Caio Reisewitz, Robert Smithson, Antoni Tàpies, Lawrence Weiner y Franz West. Sinceramente, aparte de Tapies, Lamazares, West y  Long… ¿conocen mucho a alguien?

- Peregrino presenta obras del renacentista Dono Doni, esculturas de Salzillo, un fragmento del fresco originario de la puerta de San Rufino de Asís, en ejecutado por Capanna, discípulo del afamado Giotto, José Ferreiro, una talla del Poverello perteneciente al convento de Herbón, el cáliz románico del Tesoro de San Rosendo, uno de los dos únicos de esa época existentes en la Comunidad o un Lignum Crucis en oro sobre cedro elaborado en Jerusalén, un capitel del Califato de Córdoba y restos del pavimento de la basílica de la Natividad de Belén, y dos espectacualres lienzos de San francisco pintados por El Greco y, Zurbarán. Vamos, igualito.

> ASISTENTES

- On the road. Escasa asistencia. El 20 de agosto personalmente visité la muestra. Recorrí sola las estancias y al salir me crucé con una pareja.

Peregrino. Gran éxito de visitantes,  pese al escaso tiempo que lleva han recepcionado al visitante veinte mil  (ya en Italia habían llegado a siete mil).  La visité también el 20 de agosto y estaba abarrotada.

> IMPLICACIONES POLÍTICAS

Una exposición de estas características debería corresponder a la Consellería de Cultura, pero no, corresponde misteriosamente a Turismo. Según algunas fuentes, Jesús Vázquez, el conselleiro de Cultura, no fue consultado. De hecho, su entorno no entiende la propia exposición, de  evidente temática  cultural -"que no turística"-, y tampoco la inversión llevada a cabo cuando la Consellería de Cultura está tan “cortita”, en tiempos de ajuste presupuestario.

En la inauguración de On the road  incidieron en que el Camino de Santiago va a registrar este año "una gran afluencia de peregrinos".   Aseguraría que si hacen balance de los escasísimos visitantes que ha recibido la muestra, un mínimo porcentaje ha venido ex profeso a verla. Es decir que si la intención era estimular el turismo en la ciudad, los responsables deberían dimitir ipso facto porque han fallado estrepitosamente. Esto concediendo el beneficio de la duda de que el fin de la exposición fuera ese. Si fuera otro estaríamos hablando ya de palabras mayores, por cierto muy habituales en los últimos tiempos de la política.

Hace poco comentábamos en las páginas de MUNDIARIO el papanatismo que rodea ciertas obras del arte comtemporaneo en el artículo La XIII Mostra Fenosa, ¿timo para pijos sin corbata, listillos y políticos con complejos?. Pero al fin y al cabo,  en aquel caso allá cuentos, la eléctrica Gas Natural Fenosa puede hacer con su dinero lo que quiera, pero aquí resulta que este dinero despilfarrado es de todos, en un país en quiebra y endeudado hasta las cejas.

GRANDES INTERROGANTES
- ¿Ha sido esta exposición On the road un negocio de amiguetes?
- ¿Son los complejos de los políticos sobre el arte contemporáneo los que fomentan estas tomaduras de pelo a la ciudadanía?
- ¿Como una dudosa exposición de elevado coste ha puenteado a la Consellería de Cultura?
- ¿Hay amigos que pueden estar por encima de las instituciones?
- ¿Qué papel determinante jugó Antón Lamazares -nada sospechoso de peperismo-, que es también autor del logotipo de la conmemoración de este VIII Centenario, además de ser uno de los participantes?
- ¿Quiere el gobierno de Feijóo ser el más progre del mundo y por eso contrata a una despedida por Fraga para dar imagen de centrismo?
- ¿Por qué en lo que podría ser todo un escándalo mediático no ha dicho ni pío la oposición? ¿Será porque personas muy afines son de la órbita del PSOE y del Bloque?
- ¿Por qué los principales periódicos gallegos no se han hecho eco del despilfarro, a diferencia de otros diarios de fuera de Galicia o de medios digitales editados en Galicia como MUNDIARIO?

 

CONCLUSIONES

- En fin, recomiendo encarecidamente la visita de  a la exposición de Peregrino y nuevo apóstol. San Francisco en el Camino de Santiago.

- On the road merece la pena por ver el maravilloso Palacio de Gelmírez, que luce como nunca, pero también pueden abstraerse de lo que cuelga… si lo prefieren, esperen a que termine. Es bastante ofensivo pensar que un dinero tan necesario en estos tiempos se ha gastado en estas frusilerías para vanagloria de algunos y que solo disfrutan cuatro gatos.

El escándalo de On the road: ¿despilfarro y amiguismo en tiempos de crisis?
Comentarios