¿Eran de soldados americanos los coches abandonados en un bosque belga?

Automóviles abandonados en Bélgica. / earthporm.com
Automóviles abandonados en Bélgica. / earthporm.com

En Chatillon (Bélgica) hay un cementerio de vehículos de los soldados americanos de la II Guerra Mundial. Parece ser que los escondieron allí confiando en ir a recogerlos algún día.

¿Eran de soldados americanos los coches abandonados en un bosque belga?

En Chatillon (Bélgica) hay un cementerio de vehículos de los soldados americanos de la II Guerra Mundial. Parece ser que los escondieron allí confiando en ir a recogerlos algún día.

Un bosque convertido en un mar de óxido. Así es Chatillon, en Bélgica, cerca de la frontera con Francia. El inexorable paso del tiempo y la naturaleza más salvaje han ido haciendo mella en los cientos de coches abandonados y olvidados que reposan en el bosque de Chatillon.

Todo parece indicar que este improvisado cementerio de automóviles tiene su origen en la II Guerra Mundial, cuando los soldados estadounidenses los escondieron allí, incapaces de poder llevárselos a su país. También hay quien piensa que esa historia es una leyenda y que simplemente se trata de un depósito de chatarra, sin nada que ver con los soldados americanos. De lo que no cabe duda es de que este enigmático lugar ya se ha convertido en objetivo de fotógrafos y curiosos de todo el mundo. La vegetación se retuerce ahora alrededor del metal oxidado.

¿Eran de soldados americanos los coches abandonados en un bosque belga?
Comentarios