Ensayos de George Orwell: Realidad y compromiso literario y social

Ensayos, de George Orwell, Editorial Debate.
Ensayos, de George Orwell, Editorial Debate. Prólogo de Irene Lozano.

George Orwell está considerado el gran ensayista inglés del siglo XX. Esta amplia antología de su obra crítica y literaria, cautiva por el estilo, riqueza humana y riqueza creadora.

Ensayos de George Orwell: Realidad y compromiso literario y social

“Escribo porque existe alguna mentira que aspiro a denunciar, algún hecho sobre el cual quiero llamar la atención... Pero no podrá realizar el trabajo de escribir un libro, ni tampoco de un artículo largo para una publicación periódica, si no fuera además, una experiencia estética”.

George Orwell

En este noviembre que tantos arrastran con penuria e incertidumbre, mientras una minoría con sus coros de acólitos palmeros, mentiras y cartas marcadas por el cinismo, disfrutan de substanciosas ganancias y deseado retorno a nostálgicos tiempos pasados. Retornar a aquella larga noche de piedra que duró como cuarenta años de secano para así no contagiar la “Reserva Espiritual de Occidente” Ahora, la editorial Debate saca a la luz los Ensayos del escritor y ensayista George Orwell todo un clásico del siglo XX. ¡Cuán rica colección la de estos trabajos!, buen regalo para final de año, emblemática colección de escritos, juicios siempre actuales de sólido contenido moral y transparente planteamiento de lo visto y vivido.

Una edición preparada por Irene Lozano que se abre con certero prólogo que expone las razones de tan deseada edición y selección antológica compuesta por siete traductores de garantía de la obra de George Orwell, que suman 103 ensayos de exquisita y variada gama donde lo político y social va de la mano de lo literario, pues no olvidemos la sustancia literaria de sus críticas, basta recordar y releer la dedicado a Dickens para sentirse agradecido como lector. Delicioso menú sazonado manjar de 975 páginas del inolvidable autor de Homenaje a Cataluña, 1984 y Rebelión en la granja. Lúcido y transparente, como si todo fuera ayer y continuo testigo de cargo del presente de quien en toda su trayectoria como ciudadano del mundo y escritor, se sintió solidario y comprometido protagonista de las causas justa y defensor de la democracia y por tanto enemigo de toda dictadura.

Con la lectura de estos ensayos nos podemos preguntar a nosotros mismos no la razón de su sólido y ameno contenido sino “por qué- como señala la autora del prólogo- seguimos leyendo, por que nos sigue alumbrando” este vivir y sufrir diario de 2013 en manos absolutas, mayoría cuadriculada y cuadrillas menesterosas, al servicio de “El Gran Hermano”, hoy protagonistas trajeados con diferentes vestiduras disfraz pero idéntico chantajista en su dominante avaricia lucrativa semejante de un “modernizado” 1984. Luego un ejemplo de su compromiso en un tiempo en el que las fechas no son idéntica avaricia y despotismo deslustrado, depredador de “la desintegración de nuestra sociedad”.

De forma y manera que nos obligamos unos a otros y reconocer que: “Hemos caído tan bajo que la reformulación de la obvio es la primera obligación de un hombre inteligente” El espectáculo esperpéntico y dantesco de una insistente mentira programada de los medios de comunicación adictos y beatificados por las plumas de raza patriotera, que nos viene arrastrando al abismo del “desamparo en el que viven las personas decentes” Visión crítica y política de carácter universal, de este escritor enemigo de retóricas innecesarias, ligero de equipaje en su escritura, pero dotado de capacidad juiciosa, sencilla teniendo muy en cuenta la advertencia de Goethe “La inteligencia y el sentido común se abren paso con pocos artificios”,lo que transmiten sus ensayos, sencillez y estilo propio, sin caer en el populismo o la demagogia.

Un planteamiento didáctico a la vez conciente de que el escritor debe denunciar, escribir para descubrir las mentiras de las verdades, solamente como realidad social, cultural y política, sin caer en el error de atreverse a buscar soluciones con sus propios criterios. Le basta con exponer, denunciar, las mentiras de las verdades mediáticas prefabricadas. Certero juicio que se puede aplicar a nuestra geografía cuyo declive debe de preocupar a toda persona normal porque:”En este país, la cobardía intelectual es el peor enemigo al que tiene que enfrentarse un escritor o un periodista (“La libertad de prensa”) La lucha contra todo tipo de totalitarismo, ayer los asesinatos de Stalin y Hitler, que hoy se puede palpar y sufrir en este liberalismo degenerado, provocador del efecto directo y los resultados palpables de su explotación cínica y despiadada, no considerada – por ellos- asesinatos.

George Orwell siempre rechazó pertenecer a la servidumbre intelectual, siempre procuro, incluso en los momentos más difíciles de su vida, que no fueron pocos, nada de hipotecar su independencia de criterios, saber exponer sus insobornables razonamientos sobre el compromiso de la lucha por descubrir las mentiras de las verdades pregonadas desde los magisterios del Gran Hermano. De aquí que el mismo confirmara ser “de izquierda por convicción, de derecha por temperamento”.

Ensayos de George Orwell: Realidad y compromiso literario y social
Comentarios