¿Cuántas veces nos defraudaron?, ¿cuántas veces nos engañaron?

Un nuevo año.
Un nuevo año.

Empezamos el 2017 con nuevas ideas y nuevos objetivos. El año empieza e independientemente a lo que hagamos y dejemos de hacer, todo lo bueno que aparezca se relacionara con la esperanza.

 

 

¿Cuántas veces nos defraudaron?, ¿cuántas veces nos engañaron?

Esta palabra –la esperanza– es tan nativamente romántica que muchas veces es desechada porque se asume que es improcedente en el mundo de la objetividad.

Pero la esperanza es la que realmente alimenta de sueños a todos los locos que creemos que podemos pasarla bien en momentos y circunstancias difíciles y complicadas. 

Entonces para poder estar lleno de ella en este año, seguiré la costumbre de no leer en redes sociales a los agoreros del mal, escucharé canciones que alimenten mi capacidad de sonreír, de recordar. Leeré biografías de personas que vieron las circunstancias negativas como escalones, y perseveraré en el intento de alejarme de todo lo que sea pesimismo.

¿Cuántas veces nos defraudaron?, ¿cuántas veces nos engañaron?… ¡qué importa! Porque concentrarnos en eso, si es tan debilitante, por lo general la mente suele darle importancia a las cosas que no la tienen y todo esto es por una reprogramación exógena, es el publico que nos hipnotiza, que nos reclama que debemos entristecernos, deprimirnos por cosas que realmente son tan irreales. La diferencia estriba en el modo que reacciona nuestro cuerpo emocional frente a lo que percibe o cree percibir. Y es que esa reacción  y esa percepción proviene de esa creencia interior muy profunda y es ahí donde debemos trabajar.

No quiero ponerme muy espiritual en este articulo, pero solo quiero llegar al punto central de que el campo de la posibilidades infinitas esta listo para los que así lo creen. Puedes hablar y saber mucho de las energías, pero sucumbes como barco a la deriva en la primera prueba de fuego de tu ego versus tu bienestar interno. Te resientes y eso realmente te hace un corto favor, para ver la profundidad de las cosas que están para ti. Simplemente te vuelves una persona sin visión.

Siempre han existido soluciones, y son justo aquellos que solo se concentran en los aspectos positivos de la vida los que logran salir con tranquilidad y paz de aquellos torbellinos que se presentan.

Este nuevo año encierra muchas cosas pero el secreto para aperturar los círculos será la actitud para recibir todo lo que el universo este preparando para entregarnos, entonces me olvido de las cosas feas y acepto lo bueno de lo feo… que así sea…

¿Cuántas veces nos defraudaron?, ¿cuántas veces nos engañaron?
Comentarios