En el Día Mundial del Farmacéutico se pone énfasis en la presencia saludable de este profesional

El modelo de farmacia profesional busca brindar un servicio farmacéutico, en el sentido más amplio de su expresión, favoreciendo la accesibilidad a los medicamentos y productos para la salud
El modelo de farmacia profesional busca brindar un servicio farmacéutico, en el sentido más amplio de su expresión, favoreciendo la accesibilidad a los medicamentos y productos para la salud.

El mundo conmemora el Día Mundial del Farmacéutico bajo el lema 'El farmacéutico, tu aliado en salud', haciendo hincapié en lo esencial que resulta el acceso a este profesional.

En el Día Mundial del Farmacéutico se pone énfasis en la presencia saludable de este profesional

El mundo conmemora el Día Mundial del Farmacéutico bajo el lema 'El farmacéutico, tu aliado en salud', haciendo hincapié en lo esencial que resulta el acceso a este profesional.

En el año 2010 la Federación Internacional de Farmacia (FIP) instituyó el Día Mundial del Farmacéutico, que se celebra cada 25 de septiembre. Esta Federación propone este día con el objetivo de impulsar actividades que defiendan el importante papel que desempeña este profesional del área de la salud. Cada año la propuesta pasa por mostrarle al mundo lo necesario que son los Farmacéuticos y de qué manera se podría aprovechar al máximo su potencial sanitario, más aún si consideramos el aporte esencial que otorga una alianza con el paciente y otros profesionales en beneficio del colectivo (sistema de salud).

Estos profesionales no solo ponen valor al uso correcto del medicamento, en busca de óptimos resultados terapéuticos, sino que con sus iniciativas en Salud Pública, en proyectos estratégicos o en otras áreas profesionales, como la Distribución e Industria, la Farmacia Hospitalaria, Docencia e Investigación, entre otras, contribuyen a mejorar la calidad de vida de las comunidades.

En mi país, la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) viene expresando lo importante que significa reconocer a este profesional, y demostrando que es vital en todo sistema sanitario, luchando contra más de 20 años en los que diferentes sectores han intentado desconocer este valor, incluso recordemos que se llegó a entregar la política del medicamento en manos de simples mercaderes (Decreto de Desregulación Económica Nº 2284/91). Sin embargo, y a pesar de esta lucha,  existen algunas autoridades y/o legisladores que consideran a las farmacias como un comercio, ignorando que en realidad son establecimientos sanitarios que están atendidos por profesionales de la salud, que constituyen un eslabón fundamental del sistema de atención sanitaria dirigido a la población y en beneficio de esta; es decir, definitivamente la farmacia no es un comercio, es un centro efector de salud, de modo que es una extensión del sistema sanitario.

La profesión farmacéutica en Argentina

En Argentina, los farmacéuticos durante décadas gozaron del respeto y afecto de sus vecinos y pacientes, vínculo que en las últimas décadas ha sido afectado por diversos factores, siendo el más destacado el del interés comercial.

Las nuevas condiciones del mercado del medicamento impuestas a partir de los 90, bajo el gobierno del Dr. Carlos Saúl Menem, comenzaron por erosionar esa imagen del profesional farmacéutico, perdiendo paulatinamente su rol de agentes de salud, en lo que respecta a que son los especialistas del medicamento por su formación universitaria.

Utilizando los medios de comunicación, más un cierto aval o baches legales, se fue transformando al medicamento en un producto de consumo masivo, burlando la cadena de comercialización y los conceptos sanitarios más básicos, instalando la idea que los farmacéuticos no somos tan necesarios como representantes sanitarios, banalizando el consumo irresponsable de los fármacos.

A su vez, algunos actores de la producción y distribución adhirieron a estas ideas con la clara intención de sumar mercados y hacer una diferencia económica; si a esto se le agrega la indiferencia de algunas autoridades, sanitarias y farmacéuticas, todo fue un catalizador para hacer del medicamento un simple negocio que implicó la degradación de las normas legales vigentes, y lo fundamental, la salud de las personas.

No obstante, no todos han coincidido con este pensamiento. Por diferentes situaciones se viene confirmando que el rol profesional del farmacéutico hacia la comunidad es necesario o imprescindible. Es quien brinda un servicio de contención, información útil y seguridad en el manejo del fármaco, procurando un uso responsable del mismo, diferenciándose de un comercio en que estos buscan incrementar sus ventas alentando el impulso del consumidor, al que ven como un simple cliente con quien pueden lograr un mero acto mercantil.

La misma FIP ha reconocido el accionar conjunto de las entidades farmacéuticas argentinas quienes han posicionado a nuestro país al frente de las iniciativas que en el mismo sentido se intentan en el resto de la región.

Hoy el mundo conmemora el Día Mundial del Farmacéutico, bajo el lema “El farmacéutico, tu aliado en salud”, en el que me atrevo a enfatizar en que continuemos trabajando por un uso responsable del medicamento, defendiendo a la farmacia comunitaria y profesional, haciendo que las comunidades nos reconozcan como sus socios, o aliados, más cercanos, accesibles y a largo plazo en materia de salud.

En el Día Mundial del Farmacéutico se pone énfasis en la presencia saludable de este profesional
Comentarios