¡Feliz día a todas y cada una de nosotras!

Nos rêves sont nos étoiles / Maribel Zamudio
Nos rêves sont nos étoiles. / Maribel Zamudio

Que vuestro caminar sea seguro y firme. Caminar, caerse y levantarse. Eso es la vida. Lo único que importa es vuestro camino, lleno de sueños, de aventura y de misterio.

¡Feliz día a todas y cada una de nosotras!

A mi mujer preferida, a la más valiente. A la que me aguanta todos los días. A la que soporta mis malos humores, mis paranoias, mis tristezas. A mis alegrías.

A mí, que vivo cada día con ella, y que, además, me gusta mucho. A mis pasiones y mis desilusiones. A mi fuerza y mi osadía.

A sus largas noches de invierno y sus cortos latidos. A su recuerdo. A esa otra mujer que me dio la vida. A esa morenaza que me envenenó al alma con su amor y su temprana partida.

A la que yo se la di, la vida. A su dulzura y su ternura hecha realidad. A su bondad y todavía su inocencia. A la que hace mucho tiempo fue la mía.

A esas e increíbles y hermosas mujeres, a mis amigas. Todas únicas e irremplazables, a lo largo de tantos años mi verdadera familia.

A todas vosotras, mujeres, ¡qué la vida os sonría!

Soñad grande y fuerte. Volad alto. Ya se encargará el tiempo de daros su exacta medida. No dejéis de intentarlo. No dejéis de hacerlo nunca, día tras día.

Que vuestro caminar sea seguro y firme. Caminar, caerse y levantarse. Eso es la vida.

Lo único que importa es vuestro camino, lleno de sueños, de aventura y de misterio. 

Respirad profundo cuando las cosas van mal. Alegraos y entristeceos por todo. Sentid que estáis vivas. Cansaos mucho. Disfrutad a lo grande. 

Llorar, que también es saludable. Sonreíd. Cantad y bailad.

Pero sobre todo, sobre todas las cosas: vivid sin dejar de creer en vosotras. Vivid sin dejar de amar.

¡Feliz día a todas y cada una de nosotras!
Comentarios