El deshielo del Ártico alcanza uno de sus peores registros en 38 años

85666445654
Deshielo del Océano Ártico. / Greenpeace.org

El hielo del océano registró el pasado enero unos niveles muy bajos, perdiendo una gran superficie helada que podría ser perjudicial.

El deshielo del Ártico alcanza uno de sus peores registros en 38 años

En total se calculan unas pérdidas de hielo de unos 260.000 kilómetros cuadrados, cifras similares alcanzadas hace 38 años y que se le deben restar a los 13,38 millones de kilómetros que conforman la superficie helada. La pérdida es mucho mayor a la superficie que tiene el Reino Unido, según explica una investigación del ‘National Snow & Ice Data Center’ de los Estados Unidos.

La realidad es que la situación preocupa, ya en 2016 se había visto el segundo registro más bajo de la historia y desde entonces el crecimiento del hielo no había avanzado mucho, tanto así que llegó a Rusia y Groenlandia. Unos niveles muy bajos para un océano que solía estar cubierto de hielo todo el año, en especial en invierno cuando la capa de hielo llegaba a la bahía de Baffin y los mares de Bering y de Groenlandia, incluso durante los veranos la capa de hielo persistía y los rompehielos tenían dificultades para trasladarse.

76543232

Deshielo Ártico. / Flickr.

El Ártico, hoy en día, no goza de ni la cuarta parte del hielo que poseía hace unos siglos o en los años setentas, su espesor medio se ha reducido a la mitad y al parecer esto continuará a peor el próximo año, así mismo, durante los meses de febrero y marzo que era cuando el frío y el hielo predominaban en el océano, no alcanzará según las estipulaciones científicas altos niveles y al contrario seremos testigos de los niveles más bajos de hielo en la superficie ártica de la historia.

De igual forma, el calentamiento del océano está avanzando tres veces más rápido que en el resto del mundo, el Ártico ha sido incapaz de helarse nuevamente desde el pasado año. Antes fue un maravilloso prodigio de la naturaleza, con capaz muy gruesas de hielo, imposibles de romper, hoy se estima que el grosor del hielo es de 1,5 metros y el poco hielo que se forma suele derretirse durante los meses de verano.

Consecuencias perjudiciales

El hielo del Ártico es una especie de escudo que protege al planeta, y por lo tanto a los humanos, el proceso es conocido como albedo y es importante dentro del hielo ártico puesto que este se encarga de reflejar la radiación solar de vuelta a la atmósfera, causando que se enfríe el planeta. Es decir, cuando hay mucho hielo hay un mayor reflejo y por lo tanto se mantienen una temperatura fría ideal y por el contrario, cuando hay poco hielo, también hay poco albedo, por lo tanto no hay mucho reflejo y el planeta se calienta en exceso.

Los niveles de albedo caen del 0,6 al 0,1 lo que acelera al calentamiento global en un peligroso 50%, así mismo esto resulta en el crecimiento descontrolado de los niveles marinos, los cuales los científicos creen que superarán el metro y terminará perjudicando gravemente a las ciudades costeras del mundo.

Ahora bien, todo esto ya es malo, pero al fenómeno al cual más temen los científicos es el derretimiento de los sedimentos congelados que yacen en el Ártico desde la Era Glacial, conocidos como ‘Permafrost’. Esto puede ocurrir al momento en que el hielo Ártico desaparezca por completo y es muy malo debido a que generaría la expulsión de columnas de metano, este hidrocarburo sería perjudicial puesto que desataría un efecto invernadero 20 veces mayor que contribuiría al aumento implacable del calentamiento global.

4646456

Infografía del deshielo del Ártico. / Otromundoposible.org

El coste de reparar el daño humano estuvo ubicado el año pasado en 60 billones de dólares, ahora el valor aumentará y seguirá por esta senda. De igual forma, el deshielo del Ártico es solo un reflejo de los grandes desastres meteorológicos de los últimos años, que incluyen inviernos tormentosos en Europa y veranos infernales en América.

Las consecuencias del deshielo son cuantiosas más allá del dinero invertido, los desastres irían desde grande huracanes, tsunamis y hasta hambrunas. Por su parte el catedrático y científico Peter Wadhams del departamento de Física Oceánica de la Universidad de Cambridge nombra todos estos cambios antinaturales como “la catástrofe humana y el empobrecimiento espiritual de la Tierra”.

Así mismo, señala que con el Acuerdo de París, en el que los países están obligados a no aumentar a más de 2ºC la emisión de carbono, no contribuirá mucho, puesto que el acuerdo no fue llevado a tiempo. Las soluciones que vislumbra el científico engloban el necesario entendimiento del humano sobre el daño que le está causando al ambiente y que por lo tanto deje de emitir CO2 (Dióxido de Carbono) y aparte empezar a crear un método para limpiar la atmósfera y así eliminar todo el CO2 que la contamina. Claro está, el método sería costoso y habría que recurrir a la geoingeniería, y mucho de esto dependerá de las políticas que aborde cada país, de los cuales muchos están más interesados en los beneficios del trasporte marítimo o en los yacimientos petrolíferos que podrían encontrar gracias al deshielo, una balanza muy difícil de equilibrar teniendo en cuenta el historial avaro del ser humano.

El deshielo del Ártico alcanza uno de sus peores registros en 38 años
Comentarios