Un cura anuncia en plena misa que cuelga la sotana por amor

Riccardo Ceccobelli. Instagram @riccecco
Riccardo Ceccobelli. / Instagram @riccecco

El sacerdote italiano hizo la confesión durante la misa dominical, frente a los feligreses y a su obispo.

Un cura anuncia en plena misa que cuelga la sotana por amor

El cura italiano Riccardo Ceccobelli se ha confesado en público: ha anunciado en plena misa dominical, frente a los feligreses y a su obispo, que colgará la sotana por amor. El párroco de San Felice di Massa Martana, en el centro de Italia, ha dejado atónitos a los fieles al revelar que se ha enamorado de una de las catequistas de la parroquia.

"Me he enamorado", dijo el hombre de 42 años, antes de comunicar que dejaría los hábitos después de haber sido ordenado en marzo de 2012. "Mi corazón se enamoró, nunca he tenido la posibilidad de traicionar las promesas que hice. Pero quiero intentar vivir este amor", añadió en un mensaje a su superior, el obispo Gualtiero Sigismondi.

Ceccobelli ha confesado que fue difícil tomar esta decisión, ya que “ama y respeta a la Iglesia”. "No logro ser coherente, transparente y correcto con la Iglesia como lo he sido hasta ahora", confesó en un comunicado.

 

Sobre su historia con Laura, la mujer que ha conquistado su corazón, Riccardo, ha detallado que los sentimientos nacieron en la Iglesia y que fueron creciendo pese a que intentó evitarlo.

"Nos conocemos desde hace cuatro años, porque he sido el párroco de Massa Martana durante seis años y nos conocimos en la parroquia. Pero fue el pasado mes de septiembre cuando supe que algo dentro de mí había cambiado para siempre", explicó. "Al principio hice todo lo posible para mantener la situación bajo control, lo juro, esperaba que encontrara novio, pero cada día que pasaba iba de mal en peor. Una noche sentí con fuerza la necesidad de llamarla por teléfono. No podía dormir sin escuchar su voz. Cuando ella respondió, dije: “¿Hola? Hola soy yo. Después sentí un bienestar, una gran paz dentro de mí. Y me quedé dormido. En enero presenté mi dimisión al obispo", añade.

Por su parte, Laura, que tiene 26 años, es enfermera y catequista, ha insistido en que “queremos poder seguir en la Iglesia, si hay reglas que respetar queremos hacerlo, sin causar escándalo".  Riccardo Ceccobelli ha repetido lo que le dijo a sus feligreses el domingo pasado: "Quedó a disposición de la Iglesia". @mundiario

Un cura anuncia en plena misa que cuelga la sotana por amor
Comentarios