Claves en la transformación de la industria de comunicación en América Latina

La comunicación, un reto global.
La comunicación, un reto global.

La modernización de los estados de la región pasa por responder a las necesidades de comunicación de una ciudadanía en red, cada vez más prosumidora.

Claves en la transformación de la industria de comunicación en América Latina

La modernización de los estados de la región pasa por responder a las necesidades de comunicación de una ciudadanía en red, cada vez más prosumidora.

 

Durante los últimos 10 años, América Latina ha pasado a ser una región estratégica para  multinacionales en sus planes de negocio. El interés prestado ya no se limita a inversiones habituales en construcción, infraestructuras y energía sino también a los sectores manufactureros, financieros, comunicación, tecnología o distribución, entre otros.

La comunicación es un intangible que ha cobrado importancia en esas relaciones de inversión, de operaciones financieras, en la implantación y/o consolidación de la imagen de marca de las empresas que quieren demostrar su strong commitment con la región, y en procesos complejos de comunicación de crisis.  Tanto para empresas como gobiernos, comunicar con transparencia es un desafío sobre todo porque los escándalos de corrupción empresarial, expropiaciones y el malestar social forman parte del telón de fondo en países como Brasil, Venezuela y Argentina.

La modernización de los estados de la región pasa por responder a las necesidades de comunicación de una ciudadanía en red,  cada vez más prosumidora, decisora no solo a nivel de consumo si no en la escala política, económica y social. La digitalización ha otorgado al ciudadano un papel protagonista, cada vez es más exigente, con acceso a una ingente información y con mayor nivel de relación y escalabilidad para llegar a contactos y fuentes informativas.

 

La nueva época dorada de LatAm ha atraído a muchos players de la industria de la comunicación que han desembarcado en la región, contribuyendo a otorgar mayor notoriedad y posicionamiento al sector

 

El progreso que ha experimentado la industria de la comunicación en los últimos años en América Latina acompaña la época dorada de algunos países como Colombia, Chile y Perú. Un ejemplo concreto, “el mercado de comunicaciones en Colombia mueve aproximadamente 45 millones de dólares por año” - según datos de la Agencia EFE - crecimiento acompañado por diez años de consumo sostenido, por el aumento de la clase media y del poder adquisitivo de los colombianos, un mayor consumo de información por el auge de medios de comunicación.

El aterrizaje de  multinacionales especializadas en Comunicación y Public Affairs que no han querido perderse ese nuevo dorado, algunas consolidándose y otras en fase aún de crecimiento (Llorente & Cuenca, Atrevia, QUUM, Edelman, Kreab, LewisPR.. entre otras), ha contribuido a otorgar mayor notoriedad, dinamización y posicionamiento a la industria de la comunicación entre los principales sectores económicos, en el ámbito público y privado. No obstante, tienen el reto de contribuir al desarrollo de una comunicación social, proactiva, transparente. El reto es ofrecer una experiencia de valor única en cada mercado, con una visión omnicanal y global pero aplicada a mercados muy locales. Debido a la pluralidad regional no es válido aplicar las mismas estrategias de comunicación en todos los países basándose en el valor común del idioma, se necesitan fórmulas disruptivas, innovadoras, creativas para comunicar.

En este entorno, el rol del comunicador y de los asuntos públicos es creciente para desarrollar estrategias focalizadas a los medios de comunicación, a inversores, la administración o al consumidor, ciudadanos en red que ya no conforman el último eslabón de la cadena porque se han convertido en prosumidores y, en innumerables casos se han convertido en el Tier 1 de las empresas e identificar verdaderos influencers.

Según el Anuario de la comunicación DirCom 2015, en América Latina cada vez son más las empresas e instituciones que ven en la comunicación un factor estratégico, No obstante, “Aún no existe una plena comprensión del rol del DirCom entre los altos ejecutivos, el DirCom sigue siendo un apéndice directivo de segundo o tercer nivel, que no participa en los planes de desarrollo estratégico y mucho menos se le permite contribuir desde un alto rango directivo en la conducción proyectiva de las organizaciones”.

 

La digitalización y rápida expansión de tecnologías de datos como 3G, 4G, fibra hasta el hogar ayudan a afianzar el crecimiento de la comunicación

 

En LatAm, el status del profesional de la comunicación aún le falta reconocimiento en el ámbito empresarial, tanto a nivel de género, como salarial. Por otra parte, todavía existe confusión en torno a las cualidades que debe tener un DirCom, no solo es un transmisor de información sino un partner estratégico que genera valor reputacional de la empresa (a nivel interno, con el empleado como embajador de la marca y a nivel externo con todos los stakeholders que forman parte de su estrategia de negocio).

En contraste, la comunicación en Europa ha evolucionado e incrementa su importancia en las empresas adquiriendo mayor carácter estratégico. Los DirCom tienen cada vez más atribuciones y el reto de formar parte de los consejos de administración.  En este contexto de innovación, surgen iniciativas de formación como la Escuela Internacional de Comunicación (EIC), focalizada a DirCom de América Latina, que permitirá a los profesionales de la región adquirir una visión global de la comunicación y convertirse en líderes del cambio de la comunicación empresarial en sus respectivos países, verdaderos auctoritas de las organizaciones.

La comunicación en LatAm es indiscutiblemente un intangible con mucho que recorrer frente a Europa, Estados Unidos o Canadá donde es un área clave al servicio del negocio de las compañías, al mismo nivel que otras, como logística, comercial o producción. En EE UU como consecuencia de este crecimiento, se demandan cada vez más profesionales cualificados en el campo de la gestión de relaciones públicas y comunicación.

 

Claves en la transformación de la industria de comunicación en América Latina
Comentarios