Pasemos de los 'días mundiales' de cada día al 'mundo mundial' permanente de la Persona

Hombre y mujer superheroes.
Hombre y mujer superheroes.

Hace años me estrené como Amigo del Lector (defensor) de un periódico de papel  afirmando que una sociedad obligada a defenderse de sí misma es una sociedad enferma. Me ratifico en el Día Mundial de la Mujer Trabajadora.

Pasemos de los 'días mundiales' de cada día al 'mundo mundial' permanente de la Persona

La mejor prueba de aquella aseveración es que la mayor parte de los días del año están dedicados a alguna reivindicación.

Circunscribiéndonos al  de la mujer trabajadora, salvo necios chistosos que corren por los montes y mares, o fanáticos de raíz pseudorreligiosa, ¿quién puede argumentar seriamente diferencias esenciales entre el hombre y la mujer, la mujer y el hombre?

El error del movimiento feminista organizado, a mi juicio, es enarbolar la pancarta de ese horror semántico conocido como “discriminación positiva” o la de “paridad”.

En el afán de ser más progres que todos los progres, se llega a ridiculeces como esos nuevos semáforos con figuras de pantalones o faldas.

Por fortuna ya no es necesario combatir la sumisión asumida. Recuerdo al pie de la letra lo que decían mis ascendientes femeninos: “ Si las mujeres empezamos a trabajar ¿cómo no va a haber paro?”

Algún día, pronto, dejaremos de decir –y les excuso la interminable lista- estupideces, en mi opinión, como jueza, presidenta, comercianta, sacerdotisa, emperatriz…

El individuo del género humano –género no es sinónimo de sexo- se llama persona.

Y como siempre hay más personas mujeres que personas hombres, no existe motivo alguno para que quienes mandan sean los hombres.

Los cargos de mayor responsabilidad deben ocuparlos las personas más dotadas.

Para lo cual, como en todom, se impone la igualdad de oportunidades: la evolución permanente.

Las únicas diferencias son, afortunadamente, las naturales.

          

           

Pasemos de los 'días mundiales' de cada día al 'mundo mundial' permanente de la Persona
Comentarios