La Casa Real belga y Burger King están en pie de guerra por un anuncio publicitario

Publicidad de Burger King que desató la polémica. Burguer King.
Publicidad de Burger King que desató la polémica. / Burger King.

La imagen del rey Felipe de Bélgica ha sido utilizada por la cadena de comida rápida sin autorización y para promocionar sus nuevos establecimientos.

La Casa Real belga y Burger King están en pie de guerra por un anuncio publicitario

Burger King había funcionado en Bélgica bajo la marca Quick y ahora, por primera vez, abrirá uno de sus establecimientos en el suelo de los belgas. Para dar a conocer la noticia, la empresa lanzó una campaña que ha enfadado a la Casa Real belga. Los lugares que contarán dentro de poco con un Burger King serán Amberes, Charleroi y Namur y para presentarlos ante los ciudadanos, la empresa optó por utilizar la imagen del rey Felipe de Bélgica sin autorización del Palacio.

La campañas se convierten en virales gracias a las redes, y que mejor manera de darlas a conocer que por medio de una página web. Burger King abrió un sitio exclusivo para los belgas en donde presentan una campaña que pide a los ciudadanos elegir entre su rey o una de sus hamburguesas. "Dos reyes, una sola Corona ¿quién reinará?”, reza la votación. "¿Estás seguro de elegir al Rey Felipe? No será él quien te freirá las patatas. Preséntate en su casa a las once de la noche sin avisar a ver qué pasa", expone la publicación cuando las personas seleccionan al monarca.

La Casa Real se ha molestado por el uso no oficial de la imagen del rey, pero la empresa ha decidido mantenerla a falta de un cuestionamiento legal. La campaña ha tenido los efectos deseados al llamar la atención de medio mundo, en especial de los medios belgas. El tipo de márketing utilizado por Burger King no es algo nuevo, las empresas disfrazan su publicación de humor negro y causan revuelo, muchos comentarios y un lugar seguro dentro del conocimiento público.

Cuando las compañías eligen utilizar este tipo de campañas, arriesgan un poco, pero tienen la publicidad asegurada. Todo depende de la reacción del protagonista. Si este decide actuar legalmente, la empresa tendrá que enfrentarse y muy posiblemente, pagar una indemnización por el uso de la imagen sin autorización. Pero si el afectado solo se queja y no procede hasta el campo legal, la empresa se salva y puede continuar con la campaña tranquilamente. Hay otros casos, en donde al saber las quejas de los protagonistas, las compañías son más inteligentes retirando la publicidad y pidiendo una gran disculpa a los afectados, pero al final, ya habrán tenido su publicidad y visibilidad.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.

 

La Casa Real belga y Burger King están en pie de guerra por un anuncio publicitario
Comentarios