La campaña “Soy mayor, no idiota” entrega 600.000 firmas a Nadia Calviño

El sanitario jubilado Carlos San Juan y la vicepresidenta primera Nadia Calviño, rodeados de periodistas. / RR.SS
El sanitario jubilado Carlos San Juan y la vicepresidenta primera Nadia Calviño, rodeados de periodistas. / RR.SS

El jubilado detrás del movimiento, Carlos San Juan, ha recolectado 600.000 firmas para conseguir un “trato más humano” de los bancos frente a la brecha digital.

La campaña “Soy mayor, no idiota” entrega 600.000 firmas a Nadia Calviño

El sanitario jubilado y natural de Valencia, Carlos San Juan de 78 años, ha viajado a Madrid hasta la sede de la cartera de Economía, para formalizar el registro de 600.000 firmas conseguidas para hacerle frente a la digitalización de los servicios bancarios, que prescinden de las sucursales físicas en detrimento de los mayores, quienes tienen más dificultades para acceder a estos servicios digitales.

San Juan es quien está detrás de la campaña “Soy mayor, no idiota”, que busca suprimir las barreras tecnológicas que rezagan y excluyen a este grupo etario de las entidades bancarias, así como de la sociedad.

La vicepresidenta primera del Gobierno la recibió en la sede física del Ministerio de Economía, quien ha prometido a San Juan que para finales de mes se tenga un plan específico para abordar esta situación, y que los bancos mejoren el servicio. “Es una prioridad para nosotros acompañar y apoyar a las personas más vulnerables, y especialmente a los mayores. Hay que garantizar un trato personalizado, hay que garantizar que ustedes se sienten bien tratados”, aseguró Calviño.

Representación de los más vulnerables

Calviño ha sorprendido a San Juan con su aparición.  “El representante de los más vulnerables está aquí”, le ha dicho la funcionaria al sanitario, mientras se abría paso entre los periodistas y los seguidores del movimiento. La también titular de la cartera de Asuntos Económicos le explico que se encuentra en negociaciones con los patronales y representantes del sector, para garantizar que ocurra una mejora en la atención al cliente, “personalizada” para el adulto mayor.

La recolección de firmas se dio a través de las plataformas digitales, y fueron entregadas hoy en la sede de Economía, siendo recibidas por Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro. “He viajado a Madrid porque somos más de 600.000 las personas que estamos pidiendo mejorar la atención en las sucursales bancarias, y aunque en estos últimos días se han anunciado pasos muy importantes, seguiremos recogiendo firmas hasta que las promesas de cambio se conviertan en realidad”, aseguró San Juan en las inmediaciones del Ministerio.

La brecha digital se profundiza

Este movimiento reclama que la atención al público regrese en persona, y que no todo se realice por Internet, como resistencia a la digitalización “forzada” que ha experimentado buena parte del mundo, a raíz de la pandemia, convirtiendo algunas sociedades como la española o la estadounidense, en sociedades conectadas a la Red que cada vez ven más optimizados los procesos en línea, desplazando los analógicos.

Particularmente, para San Juan la atención bancaria afecta directamente a los adultos mayores, una de las poblaciones más vulnerables a nivel mundial por la brecha digital, la línea que margina a quienes no tienen acceso a las nuevas tecnologías de manera física por razones financieras o geográficas o por la ausencia de competencias digitales, de la cual suelen padecer los mayores, al no estar familiarizados con estos sistemas.

Este martes los firmantes exigen que se eviten los cierres de sucursales presenciales, que no se limite el tiempo de atención en las sedes bancarias o que se mantenga disponible la realización de trámites en persona en lugar d en línea. En definitiva, que se supriman las trabas tecnológicas que excluyen a los adultos mayores. @mundiario

La campaña “Soy mayor, no idiota” entrega 600.000 firmas a Nadia Calviño