Bukele elimina la perspectiva de género en las escuelas públicas de El Salvador

Nayib Bukele, presidente de El Salvador. / @PresidenciaSV RR.SS.
Nayib Bukele, presidente de El Salvador. / @PresidenciaSV RR.SS.
Organizaciones feministas y sindicatos de activistas expresan su descontento, además de criticar al gobernante por sus constantes posturas conservadoras.
Bukele elimina la perspectiva de género en las escuelas públicas de El Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha generado controversia al decidir eliminar la perspectiva de género de la educación pública en el país centroamericano. Bukele, respaldado por una amplia mayoría electoral, ha anunciado que no permitirá "esas ideologías en las escuelas y en los colegios", una medida que ha sido respaldada por el Ministerio de Educación. La eliminación de la perspectiva de género ha desatado críticas por parte de las organizaciones feministas, que advierten sobre posibles repercusiones en un país donde persisten altos índices de violencia de género.

La decisión del mandatario llega poco después de que el Tribunal Electoral de El Salvador confirmara su victoria en las elecciones, otorgándole una amplia mayoría en la Asamblea Nacional. Esta consolidación política le brinda al mandatario la capacidad de implementar nuevas políticas aunque algunas han presentado ser controvertidas, incluyendo la eliminación de la perspectiva de género en el sistema educativo, a pesar de las críticas y preocupaciones expresadas por algunos sectores de la sociedad.

El ministro de Educación, José Mauricio Pineda, ha afirmado que "todo rastro de la ideología de género lo hemos sacado de las escuelas públicas", sin proporcionar detalles sobre las implicaciones de esta medida. Esto ha generado preocupación, especialmente considerando que El Salvador enfrenta altos índices de violencia contra las mujeres, según los datos que ha publicado ONU Mujeres.

Las cifras de la organización revelan que El Salvador tiene tasas preocupantes de muertes violentas de mujeres, así como altos índices de violencia sexual. Sin embargo, la decisión del Gobierno de eliminar la perspectiva de género de las escuelas públicas plantea interrogantes en algunos ciudadanos sobre el compromiso del país para abordar este problema.

La postura conservadora de Bukele respecto al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo ya había generado críticas previas. Su cambio de postura política, siendo anteriormente parte del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha sido objeto de escrutinio por parte de diversos sectores de la sociedad salvadoreña.

Feministas y activistas han condenado las acciones de Bukele, calificándolo como un líder "patriarcal" que menoscaba los derechos de las mujeres en El Salvador. Celia Medrano, activista en derechos humanos, ha señalado la tendencia conservadora del mandatario y su intento de manipular la religión para promover un discurso que limita los derechos de las mujeres.

La eliminación de la perspectiva de género de las escuelas públicas en el país centroamericano plantea desafíos significativos en la lucha por la igualdad de género y el respeto a los derechos humanos dentro de su territorio.

El mandatario ya ha expresado con anterioridad su oposición a la perspectiva de género durante una conferencia conservadora en Estados Unidos, destacando la importancia de la participación de los padres en la educación de sus hijos. Esta postura es reclamada por el sector progresista de El Salvador así como su rechazo previo al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo. @mundiario

Comentarios