Así es Mosquirix, la primera vacuna aprobada por la OMS contra la malaria

Una trabajadora de salud prepara una prueba de sangre para detectar la malaria. OPS_OMS
Una trabajadora de salud prepara una prueba de sangre para detectar la malaria. / OPS/OMS
La inmunización RTS,S tiene eficacia que ronda el 40%, lo que abre la puerta a su utilización a gran escala como método complementario de prevención. 
Así es Mosquirix, la primera vacuna aprobada por la OMS contra la malaria

Se llama RTS,S / AS01, pero su nombre comercial es Mosquirix y este miércoles ha hecho historia: la vacuna desarrollada por la farmacéutica GlaxoSmithKline es la primera en ser aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la prevención de malaria, que se transmite al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles, los llamados vectores del paludismo.

El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha celebrado el anuncio en una rueda de prensa: “Comencé mi carrera como investigador en malaria y anhelaba el día en que tuviéramos una vacuna eficaz contra esta antigua y terrible enfermedad. Hoy es ese día: un día histórico. La tan esperada vacuna es un gran avance para la ciencia, la salud infantil y el control de la enfermedad”. “Su uso, además de las herramientas de prevención existentes, podrá salvar decenas de miles de vidas de los más jóvenes cada año”, ha añadido. 

Así es Mosquirix

La inmunización RTS,S -desarrollada en el Centro de Investigación en Salud de Manhiça o CISM, en Mozambique- ha mostrado una eficacia que ronda el 40%, por lo que la OMS ha aprobado su utilización a gran escala como método complementario de prevención. 

"Tener una vacuna contra la Malaria que sea segura, moderadamente efectiva y lista para su distribución es un evento histórico, señaló el doctor Pedro Alonso, director del programa mundial de Malaria de la OMS. 

 

En ese sentido, los investigadores han detallado que la vacuna actúa a nivel del sistema inmunológico de los niños para contrarrestar el Plasmodium falciparum, la cepa más mortal de los cinco patógenos de la Malaria y el más frecuente en África. Sin embargo, debido a su eficacia parcial (de un 36% en niños a partir de los cinco meses de vida), inmunización no está pensada como un remedio único: debe ser un tratamiento preventivo que complemente los ya existentes con el objetivo de disminuir la mortalidad infantil.

Mosquirix es, además, la primera desarrollada para proteger de cualquier enfermedad parasitaria, que suelen ser mucho más complejas que las causadas por los virus o las bacterias. Los científicos han estado trabajando durante más de 100 años en una vacuna contra la malaria. "Es un gran salto desde la perspectiva científica tener una vacuna de primera generación contra un parásito humano", ha añadido Alonso. 

Desde ahora, la postura de la OMS será que, en el contexto del control integral de esta patología, se utilice la vacuna RTS,S para la prevención del paludismo causado por el P. falciparum en los niños que viven en regiones con transmisión de moderada a alta. Esta deberá administrarse en cuatro dosis en niños a partir de los cinco meses de edad, apunta El País

Un estudio desarrollado el año pasado ha estimado que si la vacuna se implementa en los países con la mayor incidencia de malaria, se podrían prevenir 5.4 millones de casos y 23.000 muertes en niños menores de 5 años cada año. @mundiario

Así es Mosquirix, la primera vacuna aprobada por la OMS contra la malaria
Comentarios