Angry Birds, el antepasado viral de Pokémon Go

Angry Birds y Candy Crush / Netivist.org
Angry Birds y Candy Crush. / Netivist.org

El juego de Rovio, publicado en 2009, siguió un patrón similar al de Pokemon Go, logrando millones de descargas en poco tiempo. Estos últimos años existieron multitud de casos como Pou, Fruit Ninja o Candy Crush. 

Angry Birds, el antepasado viral de Pokémon Go

Android y Apple suben una nueva aplicación a sus tiendas virtuales. Una de las miles que suben cada día. Es un juego, como otros muchos, de un pequeño desarrollador que ya había subido un par de aplicaciones a la plataforma, logrando un buen número de descargas pero nada reseñable. Hasta que algo pasa. En poco tiempo la gente se empieza a hacer eco de un juego gratuito que se puede conseguir en Google Play y la Appstore. Empiezan los continuos comentarios en redes sociales y los youtubers más famosos del planeta dejan de lado sus proyectos para dedicarse a subir gameplays de este fenómeno.  Se suceden las descargas, hasta llegar a millones en menos de una semana y superar los 50 millones de descargas en menos de dos meses. Pronto empiezan los problemas, intentos de hackeos, robos de cuentas y el peor de todos, la adicción. El juego es un éxito y hace que la pequeña empresa se embolse cantidades de dinero descomunales, lo que le permite sacar nuevas secuelas y merchandising para sus fieles jugadores. Porque están enganchados, y no pueden parar. ¿Os suena? Pese a que esto es lo que ocurre con Pokémon Go, no estamos hablando de él, si no de esos fenómenos que marcaron el camino. Ese juego es Angry Birds.

El universo Angry Birds fue creado en el año 2009 por la empresa Rovio. Empezó como un pequeño proyecto de tres personas en Finlandia que acabó convirtiéndose en un superventas que alcanzó los mil millones de descargas en 2012. Cuenta con catorce adaptaciones distintas, incluidas algunas exclusivas como las de Star Wars, una cantidad de merchandising inimaginable e incluso su propia película de animación, publicada este año con la colaboración de Sony Pictures.

Angry Birds acabó convirtiéndose en un superventas que alcanzó los mil milones de descargas en 2012

Rovio no fue el único que sufrió un boom de descargas de la noche a la mañana. Los desarrolladores de Candy Crush o Clash of Clans vivieron casos parecidos al de Angry Birds. Este último sobre todo, ya que al igual que hizo Rovio con sus personajes, la empresa desarrolladora del juego, Supercell, utilizó el universo creado para sacar Clash Royale, un videojuego de cartas basado en los protagonistas del mundo Clash of Clans. Gracias a una campaña publicitaria sublime, utilizando grandes actores como Liam Neeson, el videojuego logró 125 millones de beneficios.

Estos últimos años, con el aumento del uso de los dispositivos móviles e internet, existieron multitud de casos de juegos que se volvieron virales en muy poco tiempo como Pou, Fruit Ninja, Doodle Jump, Temple Run o incluso Slither.io, producido este mismo año.

Pokémon Go se ha vuelto un fenómeno de masas. Los jugadores salen a la calle con sus móviles, buscando esos misteriosos personajes que la generación de los 90 conoce a la perfección. En menos de dos meses ha conseguido superar los 100 millones de descargas oficiales y su desarrolladora, Niantic, gana cerca de diez millones diarios, logrando 200 millones de beneficios. La sociedad se empieza a alarmar por la adicción que este juego provoca pero recordad: esto no es la primera vez que pasa y, os lo aseguro, volverá a pasar.

Angry Birds, el antepasado viral de Pokémon Go
Comentarios